Al 18 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88106 Bs/euro: 7.78608 UFV: 2.28959 Peso Argentino/$us: 38.24570 Yen/$us: 112.76000 Real/$us: 3.90200 Oz.Troy Oro $us: 1,245.46000 Oz.Troy Plata $us:  14.65900

Efraín Varela Mendoza / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. >

Aunque el empresariado privado siente un alivio al haberse descartado el pago del doble aguinaldo para la presente gestión, les preocupa que se consolide la desaceleración de la economía como tendencia. Por ello, proponen revisar el indicador del Decreto Supremo 1802 que activa este beneficio, fomentar la inversión privada e impulsar las exportaciones.  

Este lunes, el ministro de Economía, Mario Guillén, informó que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció 3,94% entre julio de 2016 y junio de 2017, lo que descarta el pago del segundo aguinaldo este año. Para que se active este beneficio el crecimiento anual del PIB debe superar el 4,5%, según el DS 1802.

“El tema ya no es el segundo aguinaldo, sino cómo revertimos la tendencia de decrecimiento de nuestra economía, porque un crecimiento en descenso motiva la preocupación de todos, pues consolida la desaceleración como tendencia, y eso no se puede celebrar”, expresó el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas.

El máximo representante del sector empresarial, manifestó que ratifican su posición de que el indicador que dispara el segundo aguinaldo no es el adecuado. “Es un mecanismo ‘ciego’ e inequitativo pues desconoce la precaria realidad de varias regiones, sectores y empresas que están sintiendo duramente el descenso de la dinámica económica en el país”, acotó.

Agregó que Bolivia necesita una visión de más largo plazo y una economía que crezca en base a la inversión y ampliación de sectores productivos, combinando el mercado interno con el mercado global, donde las exportaciones bolivianas ganen espacios, permitiendo crear empleos protegidos y durables en el largo plazo.

Alivio en sectores de comercio e industria

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Marco Salinas, indicó que aunque los empresarios recibieron el lunes con alivio la información de que este año no se pagará el doble aguinaldo, existe también un “sentimiento ambiguo”, puesto que el sector privado quiere que la economía del país crezca entre un 6% y un 7%.

En esa línea, pidió al Gobierno revisar el pago del segundo aguinaldo en el marco de una política salarial consensuada con todos los sectores.

Jorge Cwirko, presidente de la Asociación de Empresarios del Parque Industrial (AEPI), recordó que cuando hubo crecimiento del PIB, por encima del 4,5%, su sector aportó con el propósito de que ese dinero que el trabajador recibía de alguna manera se inyectara al sector para un crecimiento y beneficio mutuo.

“Ahora realmente es un alivio para ambos. Para la Industria que evita de solicitar créditos incrementando las cuentas por pagar y para el trabajador que tiene la garantía del mantenimiento de su puesto laboral, el seguro social para él y de su familia”, acotó.

Propuesta empresarial

Jorge Arias, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), manifestó que un crecimiento del 3,5% para los primeros seis meses de 2017 debe ser remontado para evitar que la expansión de la economía boliviana siga bajando.

En 2013, en este mismo periodo, la actividad económica global estaba en 7%, al 2015 cayó al 5% y para este año bajó al 3,5%.

Arias señaló que lo ideal es tomar medidas efectivas y de impactos para crecer aún más y generar nuevas fuentes de empleo, para lo cual se deben dar condiciones e impulsar proyectos para incrementar la inversión. Además de revisar seriamente el tema de cupos de exportación, el uso de biotecnología en el sector agropecuario, entre otros temas, es fundamental viabilizar proyectos con impacto productivo, señaló.

Gary Rodríguez, gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), manifestó que se debe alentar la inversión privada, sobre todo en el agro para generar más excedentes y poder exportar más. “Se debe reanimar al sector de productos no tradicionales y para eso no tenemos que tener cupos de exportación, no tienen que haber restricciones, tiene que haber biotecnología para ser más productivos en el agro, además de seguridad jurídica, y lo mismo para otros sectores de la industria manufacturera”, sostuvo.

El peso del agro y los hidrocarburos

La severa sequía y el ataque de langostas a la producción de alimentos ha complotado por doble partida para el menor crecimiento del PIB, agrega Rodríguez. “Hubo menos productos para exportar y hemos tenido que importar más alimentos”.

Además, dijo que el precio del barril de petróleo no se recuperó el año pasado y adicionalmente bajó la demanda de gas natural por parte de Brasil haciendo que disminuyan las divisas. “Esto significa que el PIB ha crecido menos, principalmente, por la baja en la demanda externa, por los precios que no son los de antes y por el déficit comercial”, explicó.

 

EcoFinanzas