Al 22 de abril de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.89039 Bs/euro: 7.70449 UFV: 2.29995 Peso Argentino/$us: 41.85650 Yen/$us: 111.96000 Real/$us: 3.92630 Oz.Troy Oro $us: 1,274.64000 Oz.Troy Plata $us: 14.99410

Resultado de imagen para alan garcia

El expresidente peruano estaba siendo investigado por la presunta trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El expresidente de Perú Alan García ha fallecido este miércoles, horas después de ser ingresado en un hospital en “estado crítico” tras pegarse un tiro en su casa cuando iba a ser detenido por la policía en el marco de las investigaciones por la presunta trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, ha informado la familia y confirmado en Twitter el presidente, Martín Vizcarra. “Consternado por el fallecimiento del ex presidente Alan García. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos”, señaló Vizcarra en su cuenta de Twitter a las 10.30 hora local (17.30 en la España pensinsular).

Horas antes, los agentes habían trasladado a García de inmediato al hospital Casimiro Ulloa, a solo 600 metros del domicilio del exmandatario. De 69 años, estuvo al frente del Ejecutivo peruano en dos mandatos: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011. El gigante brasileño de la construcción ha protagonizado, en los últimos años, el mayor escándalo de corrupción de la historia de América Latina, con ramificaciones en varios países, entre ellos Perú.

Miembros de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieron a primera hora de la mañana (hora local) de este miércoles a la vivienda del expresidente en el acomodado barrio limeño de Miraflores para cumplir la orden de arresto que pesaba sobre él. Los policías encontraron a García ya herido de gravedad, después de encerrarse y dispararse en su habitación. Según un comunicado del Gobierno, el político ingresó en urgencias a las 6.45 con diagnóstico de impacto de bala de entrada y salida en la cabeza.

El ministro del Interior peruano, Carlos Morán, ha aclarado que “previa identificación”, los agentes y el fiscal Henry Amenábar ingresaron al interior del inmueble y le comunicaron al expresidente -que se encontraba en la escalera del segundo piso- “sobre la ejecución de esta medida judicial”. En ese momento, el político dijo que iba a hacer una llamada telefónica a su abogado, ingresó a su habitación y cerró la puerta tras de él. “A los pocos minutos se escuchó un disparo. La policía forzó la puerta, encontró al señor García con una herida en la cabeza y le trasladó al hospital”, ha agregado Morán. “La intervención de la policía se ha apegado a protocolos establecidos apoyando en una diligencia judicial dictada por un juez en un caso emblemático como Lava Jato”.

García estaba siendo investigado por presuntos sobornos en la construcción de un tren para Lima, proyecto en el que estaba involucrada la constructora brasileña Odebrecht. La orden de detención preliminar del expresidente durante 10 días —que los agentes cumplían esta mañana— fue emitida por un juez a petición del equipo especial de la fiscalía para el caso Lava Jato. Pero no solo alcanzaba al expresidente, sino a su círculo más cercano en su segundo Gobierno: Enrique Cornejo, que fue ministro de Transportes y que ha sido detenido esta mismo miércoles; el exsecretario de la Presidencia y ministro de la Producción al final de su segundo mandato Luis Nava; y Miguel Atala Herrera, que fue vicepresidente de la estatal Petro Perú y que recibió, presuntamente, depósitos del gigante brasileño de la construcción por 1,3 millones de dólares en una cuenta en la Banca D’Andorra. Los siguientes en ser detenidos deberían ser los hijos de Nava y de Atala, que —siempre supuestamente— también recibieron dinero de Odebrecht en sus cuentas bancarias.

El equipo especial de la fiscalía para el caso Lava Jato investigaba a García, del Partido Aprista, desde noviembre por los delitos de colusión, lavado de activos y tráfico de influencias por el caso Odebrecht, es decir, por su participación en la concesión a dicha empresa de la línea 1 del Metro de Lima y por posibles aportaciones irregulares para su campaña electoral. El pasado 17 de noviembre un juez dictó la orden de que García no abandonara el país y el exmandatario pidió asilo en Uruguay, refugiándose en la casa del embajador de ese país en Lima. El Gobierno de Tabaré Vásquez denegó la solicitud dos semanas después.

Presidentes lamentan muerte

Varios presidentes de América Latina expresaron sus condolencias por la sorpresiva muerte del expresidente de Perú Alan García. Algunos resaltaron que fue el principal promotor para consolidar la Alianza del Pacífico, que buscaba una integración regional y comercial.

El presidente de México, Felipe Calderón, manifestó su profundo pesar por la trágica muerte de García y resaltó que con virtudes y defectos hizo grandes cambios, que permitieron a la economía peruana ser una de las de mayor crecimiento en América Latina y el mundo. “Juntos construimos la Alianza del Pacífico”, resaltó en su cuenta de Twitter.

Este miércoles, el expresidente peruano falleció en el hospital José Casimiro Ulloa tras dispararse en su vivienda. El hecho ocurrió momentos antes de ser detenido por la Policía, tras una orden de detención preliminar dictada por el Poder Judicial, en el marco de las investigaciones por la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

En tanto, su colega de Colombia, Iván Duque, expresó su tristeza pos su deceso y destacó que fue un gran amigo de ese país y promotor de la Alianza del Pacífico.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional integrada por Chile, Colombia, México y Perú, la cual se constituyó formalmente en 2012. El proyecto fue impulsado por el entonces presidente peruano García.

Los principales objetivos de esta iniciativa son profundizar la integración entre las economías de sus miembros y definir acciones conjuntas para la vinculación comercial con los países asiáticos de la cuenca del Pacífico.

Por su lado, el jefe del Estado de Chile, Sebastián Piñera, lamentó profundamente el fallecimiento de García y recordó que interactuó con él antes y después de que ejercieron la presidencia de forma simultánea.

El mandatario de Perú, Martín Vizcarra, manifestó primero su consternación por el fallecimiento del expresidente y envió sus condolencias a su familia y sus seres queridos, en su cuenta de Twitter.

Su homólogo boliviano, Evo Morales, expresó su conmoción por el deceso del expresidente y se sumó al dolor de la familia.

Exmandatarios también se sumaron a las condolencias y reflexionaron sobre los procesos judiciales contra políticos. 

El expresidente de Colombia y exsecretario General de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), Ernesto Samper, lamentó el fallecimiento de su amigo y afirmó que su deceso obliga a reflexionar sobre la “judicialización de la política”. “No podemos seguir convirtiendo los estrados judiciales en escenarios de confrontación política”, aseguró.

En la misma línea, el expresidente de Ecuador Rafael Correa dijo que si García fue perseguido de forma injusta su suicidio es en realidad un “asesinato”. “¡Ya basta de tanto abuso! Que su sacrificio sirva para entender que la lucha política tiene límites. Que no se puede jugar con la honra y libertas de las personas”, afirmó.

De su lado, el exmandatario Álvaro Uribe resaltó que un buen amigo, de “relaciones excelentes con su gobierno”, y envió su solidaridad a su familia.

García fue dos veces presidente de Perú en los períodos 1985-1990 y 2006-2011, pero también fue diputado, senador vitalicio y principal figura del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), un referente ineludible de la política peruana.

En esa línea, el partido al que pertenecía aseguró que cuando un aprista muere “nunca muere”.

EcoFinanzas