Al 25 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88199 Bs/euro: 7.77787 UFV: 2.29605  Peso Argentino/$us: 39.19380 Yen/$us: 110.68000 Real/$us: 3.73880 Oz.Troy Oro $us: 1,327.95000 Oz.Troy Plata $us: 15.92230

media máquina. Así están los millonarios proyectos urbanísticos en el Urubó y zonas aledañas de Porongo a causa de la falta de voluntad política de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra para aprobar la construcción de los puentes Bicentenario y Urubó Village. A ello se suma la desaceleración económica que vive el país.

Para muestra basta citar que la mayor parte de las empresas que realizan ingentes inversiones en proyectos inmobiliarios del Urubó recortaron sus campañas publicitarias en los diferentes medios de comunicación. Lo peor de todo es el despido de trabajadores entre un 40 y 50%, el impacto socioeconómico para ambos municipios, la reducción del turismo, menos movimiento para el transporte y la suspensión de créditos por parte del sistema financiero para los proyectos del Urubó.

La situación es crítica. En la actualidad, en el municipio de Porongo y especialmente en la zona del Urubó, existen alrededor de 200 proyectos aprobados de diferente envergadura y objeto: inmobiliarios, residenciales, de equipamiento, de servicios y otros.

Estos proyectos aún generan importantes fuentes de empleo a la sociedad en su conjunto: obreros de la construcción, ingenieros, arquitectos, personal de servicio, técnicos medios en las distintas ramas etc. No obstante, la figura comenzó a dar un giro desde fines del año pasado.

En un recorrido efectuado por un equipo periodístico del semanario Santa Cruz Económico y del diario digital especializado en economía money.com.bo se constató que la mayoría de los trabajadores son residentes y tributan en el municipio de Santa Cruz de la Sierra y se trasladan diariamente a la ‘banda del río’ a buscar el sustento para sus familias.

Como consecuencia de la postergación en la construcción de puentes sobre el río Piraí estas fuentes de empleo están siendo seriamente afectadas. Varios proyectos están semiparalizados y han reducido su personal a lo mínimo posible, dejando a centenares de personas desempleadas, a sus familias sumergidas en el desamparo y que se suman en muchos casos a los círculos de pobreza e informalidad.

Sebastián Navarro, Demetrio García, Gumercindo Rueda, Marlene Tejada y Sonia Torrejón, son algunos de los afectados que cada mañana se apuestan en el ingreso al Urubó y cuarto anillo a la espera de algún trabajo.

Ellos han quedado sin sus fuentes laborales, pero tienen la esperanza de que en dos o tres meses se reactiven las inversiones. En la zona está circulando una información en el sentido de que el Gobierno garantizará la ejecución de ambos puentes.

Lo cierto es que muchos de los trabajadores y pobladores están ‘desencantados’ con las autoridades municipales de la capital cruceña. Mientras el propio Gobierno reclama una mayor participación del sector privado, para crear mayores y mejores fuentes de empleo, dinamizar la economía del país y lograr mayores niveles de desarrollo, el municipio cruceño inexplicablemente se ocupa de poner trabas a estos emprendimientos privados.

El impacto

Según datos del sector privado, se estima que desde el año 2016 varías empresas han reducido su estructura entre un 40 y 50%. Se calculan que alrededor de 10.000 trabajadores de diferentes especialidades han perdido su fuente laboral en el Urubó y el resto del municipio en este último tiempo y se han visto obligados a buscar trabajo en otras zonas de la ciudad o algunos casos engrosar las filas de la informalidad.

Las inversiones en los diferentes proyectos en el Urubó y zonas aledañas dentro del municipio de Porongo se calcula que superan los $us 1.000 millones.

Si la comuna cruceña da en los próximos meses el visto bueno a los proyectos de infraestructura de interconexión entre ambos municipios, estas inversiones se pueden incrementar rápidamente debido a que el Urubó se constituye en la zona de expansión natural de la metrópoli cruceña.

La ciudad de Santa Cruz está considerada dentro de las 14 ciudades con mayor crecimiento en el mundo y las previsiones apuntan a que seguirá en esa senda de desarrollo. La desaceleración también toca al hotel Radisson, los espacios de recreación ecoturística como La Rinconada, Güembé, La Casa del Camba, Mar Adentro, Laguna Capiguara y otros proyectos que se han visto afectados por la falta de una mejor vinculación vial; sin embargo, el impacto es menor por la cualidad de sus ofertas.

Mario Foianini, presidente de la Asociación de Empresas para el Desarrollo de Porongo (Aedep) que aglutina a 22 empresas, admite que la situación de las empresas es preocupante. Refiere que desde todo punto de vista, la temática de los puentes se la busca dilatar, no por razones técnicas sino por falta de voluntad política de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

“Claramente hemos visto que las mesas técnicas que nos hicieron conformar fracasaron.  El municipio nunca brindó un informe final, aquí nunca intervino la autoridad competente que es el Searpi; también fracasó porque se tuvo una huelga de hambre de nuestro alcalde de Porongo y el acuerdo que se logró en su momento ni siquiera fue ratificado por el Concejo Municipal. Más allá de esta situación, hubo un proceso de intervención y mediación del Ministerio de Gobierno a través del ministro Carlos Romero y el señor Hugo Siles para intentar sentar otras mesas técnicas que permitan resolver el conflicto. Sin embargo, hasta ahora no tenemos resultados oficiales”, sintetizó Foianini.

Empero, el directivo empresarial es optimista que muy pronto se logre consensuar la construcción de los puentes. Afirma que lo único que tienen certeza y es tangible es que el puente paralelo ya tiene una ley departamental y está en proceso de diseño final. Posiblemente en tres meses se estará licitando el proyecto.

“Si todo sigue su curso, entre julio y agosto de este año debería estar siendo adjudicado el proyecto. Si bien se han hecho muchos esfuerzos, los logros no son los esperados”, acotó.

Consultado sobre el tema de la afectación que está objetando la Alcaldía cruceña, dijo que es un tema que debería ser resuelto por la autoridad competente que es el Searpi, pero no lo hizo, ni siquiera se ha efectuado un proceso de evaluación de los proyectos de Urubó Village y del Bicentenario.

Con relación al puente Bicentenario, indicó que han sostenido reuniones con el Searpi y ellos han quedado en hacer un desplazamiento del proyecto a una zona donde ya existe gran afectación por la actividad de extracción de áridos de los dragueros y habría menor afectación al cordón ecológico, lo cual desde un punto de vista técnico refiere que el puente tenga menor longitud y afectar menor al cordón, desplazando unos 400 o 500 metros más abajo del trazo original.

Sobre el puente de la empresa Urubó Village, señala que se están haciendo todos los esfuerzos a través del viceministerio y se trata de buscar solución. También está intervenida en los accesos que va a la Plaza de los Próceres, pero no hay éxito ni avance para encarar el proyecto.

“La mayor parte de las 22 empresas afiliadas están pasando momentos difíciles. Todos los puentes son obras públicas y pueden llevarse adelante si existe la suficiente voluntad política para ejecutar los proyectos. La obra pública es una realidad desde el momento en que se tiene una Ordenanza o una Ley nacional o departamental y que la hagan cumplir con una obligación. Tengo entendido que el señor Siles emitió declaraciones de prensa en el sentido de que el tema puentes está resuelto, esperemos que así sea. Nosotros no hemos participado como asociación”, agregó.

En criterio de la asesora de Despacho del alcalde Julio César Carrillo, Éricka Pareja, las inversiones se han paralizado, el turismo decreció y lo más preocupante es que cientos de hombres y mujeres están sin fuentes de empleo lo que afecta al conjunto de las actividades económicas de la región.

“La solución es aprobar la construcción de los puentes Bicentenario y Urubó Village. La gente no está invirtiendo. Para colmo, ni siquiera la Gobernación ha iniciado la licitación del proyecto Metropolitano. Nosotros hemos tenido reuniones con el ministro Romero y el señor Siles, nos han dicho que esperemos y que habrá una respuesta oficial positiva, estamos atentos, ojalá que así sea”, acotó Pareja.

Margoth Justiniano, presidenta del Concejo Municipal de Porongo también señala que el tema es preocupante, pues hasta el momento hay incertidumbre sobre la construcción de puentes.

Por su parte, Jorge Oilo, representante del sector Transporte de Porongo enfatizó que: “Hemos realizado bloqueos, marchas e incluso una huelga de hambre con el alcalde Carrillo, pero nada dio resultado. La Alcaldía de Santa Cruz sigue dilatando el tema. Hace dos semanas, hemos tenido una reunión con representantes del Gobierno y nos han garantizado que en unas semanas más se firmará un convenio para ejecutar los puentes, esperamos que así sea, caso contrario a partir de febrero retomaremos las medidas de presión”.

Juán Carlos Medina, gerente general de Casa del Camba refirió que “efectivamente ha habido un freno en el Urubó que afecta la economía de los negocios. Exigimos que se concrete la ejecución de un puente, sino empezaremos a tomar medidas. No entendemos el por qué de la tosudez de las autoridades municipales”.

Cabe recordar que el año pasado, autoridades municipales de ambas comunas conjuntamente el Colegio de Arquitectos, la Sociedad de Ingenieros de Bolivia-Filial Santa Cruz, empresas interesadas en los proyectos y otros sectores participaron en sendas mesas de trabajo, pero hasta la fecha no hubo resultados.

Por tal situación, el alcalde de Porongo, algunos concejales y otros dirigentes de sectores sociales realizaron marchas de protesta e incluso una huelga de hambre, pero tampoco se logró nada.

Tras el conflicto se logró la intervención del Gobierno a través del ministro de Gobierno, Carlos Romero y el actual coordinador del Conaltid, Hugo Siles quienes han logrado avanzar de manera positiva para lograr un consenso con la alcaldía cruceña que permita ejecutar las mencionadas obras. Siles admitió que el asunto está a punto de solucionarse y que solo resta pulir el acuerdo para firmarlo en los próximos días o semanas.

 

 

EcoFinanzas