Al 23 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87974 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29283 Peso Argentino/$us: 37.71500 Yen/$us: 109.66000 Real/$us: 3.76010 Oz.Troy Oro $us: 1,280.42000 Oz.Troy Plata $us: 15.26950

El Presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, propone pensar con inteligencia en el largo plazo. Puntualiza que la agropecuaria, construcción, banca y comercio son los sectores más ponderados.

 

Wálter Morales Carrasco

Presidente Col. Economistas de Santa Cruz *

 

El flamante titular de los economistas cruceños expresa su confianza en que la conflictividad no vaya en aumento y se precautele la institucionalidad democrática para no perjudicar la estabilidad, aspecto determinante para la inversión privada y el empleo.       

¿Qué evaluación le merece el comportamiento de la economía en 2018?

En un escenario internacional complejo y con alta volatilidad, según las cifras oficiales, la economía boliviana estaría alcanzando un crecimiento de alrededor del 4.5%, algo mayor que el año anterior, que fue del 4.2%. Dicho crecimiento estaría explicado por cierto mejoramiento de las cifras del sector externo y la demanda interna.

¿Qué sectores son los que dinamizan la economía y cuáles son los que se estancan?

Como es de esperarse, la heterogeneidad sectorial es notoria, destacando el agropecuario, construcción, banca y comercio, que sería los que más ponderan, puesto que el resto registran ratios inferiores a ese crecimiento global del PIB del 4.5%. O sea que 8 de 12 sectores, no han superado el umbral que gatilla el pago del doble aguinaldo este año.

¿Cómo ve el desempeño del sistema financiero nacional, en particular el de la Banca?

El sector financiero tiene su dinámica principalmente sustentada en alcanzar las metas impuestas por la regulación para cartera productiva y vivienda de interés social. Por un lado, las entidades que se tienen que disputar un mercado cada vez más reducido, a costa de sus márgenes, en un entorno de menor liquidez y precisamente tasas al alza; y además buscando otros segmentos y servicios que permitan compensarlos.

Si bien, pudieran parecer favorables esos objetivos de cartera y hoy el sistema es sólido, desafortunadamente lo ponen en riesgos de calce en plazos, tasa y moneda, porque ese crecimiento de créditos no puede ser fondeado en similar proporción. Por tanto, una devaluación que moviera negativamente las expectativas de la gente sería complicado de gestionar, más aún en un entorno con restricciones y limitadas posibilidades de capitalización.

¿Cuál su percepción sobre las exportaciones de gas?

Sombrías perspectivas. El contexto de mercado ha cambiado y, por otro lado, las inversiones en exploración no han dado resultados. No han existido descubrimientos para niveles de producción significativos. Básicamente, son los mismos desarrollos generados en la época de los ´90s, de fuerte énfasis en inversión extranjera, experta en estas lides.  Por eso es que a mediano plazo ya no sólo nos deben preocupar los precios, sino los volúmenes que se puedan colocar.

¿Cómo ve el escenario para 2019?

Está claro que 2019 debiera ser un año de política expansiva, por ser electoral y dado que la economía, para bien y para mal, es determinante en los esos resultados. Sin embargo, el modelo de crecimiento ha estado sustentado en el mercado interno y precios de materias primas, que generaron espejismos y sus principales efectos negativos ya los empezamos a ver. Déficits duales, externo y fiscal, persistentes. Acelerada pérdida de reservas, menor liquidez y actividad.

Entonces, hoy la disyuntiva principal del Gobierno debe ser cómo seguir fondeando esa expansión, que no es sólida. Si bien, la deuda no es crítica, va camino a serlo. Externamente, no es razonable tomar endeudamiento con tasas superiores al crecimiento de la economía porque pone en peligro su sostenibilidad. Localmente pudiera ser, pero resentiría aún más la liquidez. Esperemos que la salida no sea alguna indeseable vía de expansión monetaria que genere presiones inflacionarias o utilizar recursos de los fondos de pensiones.

 

* Profesional • Ingeniero, con estudios de postgrado en Desarrollo Directivo y Maestría en Finanzas por la Universidad Adolfo Ibáñez y la Universidad de Chile, respectivamente; como también Doctor en Economía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con cerca de 20 años de experiencia en posiciones ejecutivas, de análisis y asesoramiento en Banca y Mercado de Valores. Lidera procesos de transformación digital para implementaciones en gobierno de datos y optimizaciones de cadena logística.

EcoFinanzas