Al 26 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88410 Bs/euro: 7.75930 UFV: 2.29821 Peso Argentino/$us: 42.05400 Yen/$us: 110.02000 Real/$us: 3.85110 Oz.Troy Oro $us: 1,322.18000 Oz.Troy Plata $us: 15.53880

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas reclamó hoy al Gobierno que, por un lado se brinde facilidades a las entidades públicas para la cancelación del segundo aguinaldo, y por el otro, se incurra en considerables retrasos en los pagos de contratos ejecutados por entidades privadas.


“Nos parece injusto e inequitativo que el gobierno autorice a las instituciones públicas que puedan disponer de recursos de otras partidas para cubrir el pago del segundo aguinaldo, pero al mismo tiempo no se haga ningún esfuerzo --ni a nivel nacional ni a nivel local-- para que se paguen las deudas atrasadas con empresas privadas, que no tienen de dónde obtener recursos adicionales”, afirmó Nostas.


La pasada semana, se conoció que en la Ley del PGN 2019, el gobierno decidió “Excepcionalmente, siempre y cuando no existan saldos presupuestarios de gasto corriente, se autoriza a las entidades del sector público el uso de saldos de proyectos de inversión, independientemente la fuente de financiamiento para el pago de este beneficio (segundo aguinaldo)”.


Según refirió el líder de los privados, muchas instituciones del gobierno central, gobernaciones y alcaldías, mantienen deudas prolongadas con las empresas privadas por la provisión de bienes o servicios, y no hacen ningún esfuerzo por honrarlas dentro de los plazos pactados, lo que deviene en pérdidas y sobre todo problemas de liquidez para pagar las diversas obligaciones de fin de año a la que se suma el segundo aguinaldo. “La Cámara Boliviana de la Construcción nos ha informado que prácticamente en todos los departamentos, hay problemas con el pago de obras públicas ejecutadas por empresas nacionales, lo que les genera un grave perjuicio, al igual que empresas de otros rubros que están pasando por la misma situación”, dijo.


Al respecto, Nostas demandó al gobierno central y a los gobiernos locales que, en el caso de las constructoras, se haga el mayor esfuerzo para cancelar las planillas devengadas que, en algunos casos, tienen hasta dos años de retraso. “La construcción de uno de los sectores que más mano de obra emplea y el efecto de la falta de pagos, daña directamente a los trabajadores y sus familias, por lo que exigimos que se tomen medidas urgentes en este tema”, señaló.


El empresario afirmó además que esta nueva contradicción, evidencia que el doble aguinaldo es una medida errada desde todo punto de vista. “No parece razonable que se admita tanto perjuicio al sector privado e incluso a las finanzas públicas, para beneficiar, por presiones de algunos dirigentes, a un grupo minoritario, erogando recursos que son escasos y que finalmente terminarán beneficiando al contrabando y a las empresas extranjeras que inundan nuestros mercados, afectando a nuestros productores”, enfatizó.


En los últimos meses, ocho federaciones departamentales y una veintena de sectores que componen el empresariado boliviano, además de la dirigencia de las mypes, expresaron públicamente que no están en condiciones de pagar el segundo aguinaldo, debido al bajo crecimiento en la gestión, la ralentización de la economía, la disminución de las ventas y la cantidad de obligaciones que deben cubrirse a fin de año, a lo que se suma el retraso en los pagos por parte de las instituciones públicas.

EcoFinanzas