Al 10 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87619 Bs/euro: 7.82935 UFV: 2.28887 Peso Argentino/$us: 37.38490 Yen/$us: 112.63000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,249.98000 Oz.Troy Plata $us: 14.64150

El ultraderechistaJair Bolsonaro se convierte en el presidente de Brasil con el 56% de los votos tras escrutarse el 92% de los votos. Haddad obtiene el 44% de las papeletas.

En Salvador de Bahía, feudo del Partido de los Trabajadores (PT), los bahianos madrugaron para depositar su voto. En el colegio Luiz Vianna un centenar de electores llegaron una hora y media antes de que se abrieran los colegios. Una gran mayoría de jubilados, que por edad ya no son obligados a votar, insistieron en acudir a las urnas: "Es un día muy importante para Brasil por eso quiero ejercer mi derecho de ciudadana", dijo Julinda Santos (86) al diario Globo.

Este domingo el gigante sudamericano se enfrenta al segundo turno electoral en las elecciones más importantes de los últimos treinta años. Los brasileños tienen que decidir quién será su nuevo presidente, si el ultraderechista Jair Bolsonaro(PSL), de perfil autoritario, neoliberal, que coquetea con el militarismo. O el izquierdista Fernando Haddad (PT), un moderado dentro del Partido de los Trabajadores, pero representante de una sigla a la que le acompaña una estela de escándalos de corrupción, y con sus principal líder, Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel.

Con un chaleco antibalas para protegerse y rodeado por un fuerte esquema de seguridad, que tuvo que reforzar tras ser apuñalado al inicio de campaña, el ultraderechista Jair Bolsonaro votó a las 9.15 de la mañana en un colegio de la zona oeste de Rio de Janeiro. El ex capitán del Ejército salió con los brazos en alto haciendo la señal de victoria para los seguidores que se amontonaban en los alrededores de una escuela que fue cercada con rejas para la ocasión.

Fernando Haddad llegó con su mujer a un colegio de la zona sur de Sao Paulo. Para evitar lo que sucedió en la votación de la primera vuelta electoral -cuando varios electores le abuchearon a su entrada- alrededor de doscientos afiliados del PT rodearon el centro y celebraron su llegada con rosas rojas y aplausos. "Vamos a luchar hasta el último minuto", dijo el candidato del PT quien en la última semana consiguió acortar su distancia con su adversario del PSL.

Los sondeos publicados en la noche del sábado por el Instituto Datafolha, mantienen al ultraderechista como favorito con un 55% de intención de voto, frente al 45% del petista Haddad. A pesar de la ventaja de diez puntos sobre el candidato del PT, la tendencia de voto muestra que Bolsonaro ha perdido electores, mientras que los del Haddad han aumentado.

Según algunos analistas, el discurso incendiario que dio el ex capitán del Ejército el pasado domingo, en el que mandó "a la cárcel o al exilio" a los opositores que no obedecieran sus normas, asustó a sus votantes más demócratas. Sin embargo, el petista se ha visto beneficiado por un movimiento ciudadano definido com "apartidario y contra el fascismo" que salió por las calles de las principales ciudades del país con el objetivo de convencer al electorado indeciso de votar por el candidato del PT. Madres, estudiantes, jóvenes trabajadores en su horario del almuerzo se acercaban a otros ciudadanos para decirles que la "única opción democrática es Haddad", o como dice Luana Marques, traductora y madre de dos niñas, para convencer a otra mujer en una parada del autobús de la Avenida Paulista: "Porque tenemos que evitar que nos gobierne el fascismo".

Los sondeos de Datafolha del sábado también revelaron una dato inédito en la reciente historia electoral del país, el amplio número de indecisos que alcanzan un 13% del electorado. Dentro de este porcentaje estarían aquellos ciudadanos que no se sienten bien votando al PT, un partido con más de doce años en el poder y marcado por la corrupción, y a los que tampoco les convence el discurso punitivo y agresivo del ultraderechista Bolsonaro. Ellos son la excepción en una sociedad profundamente polarizada y dividida con dos visiones opuestas de los mismos comicios: "Hay que elegir entre el Brasil de las balas -por el ex capitán del Ejército, Jair Bolsonaro- o el de los libros - por el profesor universitario, Haddad", dicen los votantes de izquierda. "Hoy es nuestra oportunidad para limpiar el país de la corrupción y volver a hacer a Brasil grande", aseguran los bolsonaristas.

Dos muertos por un infarto en colegios electorales

Dos miembros de jurados de votación murieron este domingo de un infarto en sendos colegios electorales de Río de Janeiro, según apunta la agencia EFE.

Un hombre de 50 años falleció de un infarto en un municipio de la zona metropolitana de Río y, por la tarde, la Justicia Electoral regional confirmó la muerte de una mujer de 51 años por el mismo motivo en la zona norte de la ciudad.

A pocas horas de haber abierto los colegios electorales, el camarero Juan Carlos Félix, de 50 años y que este domingo era jurado de votación en Nova Iguaçu, municipio de la Baixada Fluminense, una deprimida zona de la región metropolitana de Río de Janeiro, sufrió un ataque al corazón y murió en el lugar.

El suceso obligó a las autoridades a trasladar las urnas a una sala vecina, donde la votación continuó con normalidad.

Horas después, la directora general del Tribunal Regional Electoral de Río de Janeiro, Adriana Brandao, confirmó el fallecimiento de Andreia Cristina Duarte Guveia, de 51 años, a causa de un infarto mientras participaba como jurado en un colegio electoral de un barrio del norte de la ciudad.

Brandao lamentó ambas muertes y se solidarizó con las familias de los fallecidos.

En lo que va de jornada electoral, en todo el estado de Río fueron sustituidas404 urnas electrónicas, cerca de la mitad en Río de Janeiro, su capital, y donde está el mayor número de votantes, según las autoridades electorales.

De acuerdo con Brandao, el proceso de votación en el estado transcurre con tranquilidad y hasta el mediodía cuatro personas habían sido detenidas por proselitismo político y compra de votos.

EcoFinanzas