Al 10 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87619 Bs/euro: 7.82935 UFV: 2.28887 Peso Argentino/$us: 37.38490 Yen/$us: 112.63000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,249.98000 Oz.Troy Plata $us: 14.64150

 

La crisis que se vive en Brasil acentúa el impacto en el comercio fronterizo con Bolivia, el cual es su mayor fuente de ingreso. De acuerdo a los datos proporcionados por los gobiernos municipales de Puerto Suárez y Puerto Quijarro, al menos 4.000 negocios han cerrado en los dos útimos años. En síntesis, el comercio está en su peor momento y pese a ello el Gobierno aún no aprueba un decreto que declare Zona Económica Especial de Desarrollo (ZEED) a ese polo de desarollo. El clamor es grande y los porteños y quijarreños siguen esperanzados en una pronta solución.

Lo cierto es que cada día que pasa, más bolivianos hacen sus compras en Corumbá, debido a la devaluación del real. Por ta situación, los municipios fronterizos con sus instituciones aglutinadas en el Comité Interinstitucional de Frontera (CIF), han reactivado ante al presidente Evo Morales y a sus ministros un proyecto de decreto supremo para la creación de una ZEED en la provincia Germán Busch con la finalidad de reactivar su economía en el mediano plazo. El objetivo es atraer inversiones y contrarrestar el cierre de miles de negocios en el cinturón fronterizo.

Ligia Lewin de Céspedes, vocera del CIF, asegura que su demanda está sustentada en que Brasil aprobó la creación de tiendas libres de impuestos (duty free) y el proyecto de Ley 533/15 que crea el área de libre comercio en la ciudad de Corumbá. Ambas normas colapsan el comercio fronterizo.

“Se busca depender menos de la vecina ciudad, lo que se dará solo con políticas a especiales que incentiven la inversión pública y privada en la región”, afirma Lewin, al tiempo de agregar que entre los principales aspectos que se plantea al Gobierno figuran la exención del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) por un período de 10 años, exención del Gravamen Arancelario (GA) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para importaciones de plantas industriales y bienes de capital, no producidos en el país.

En ese sentido la vocera del CIF refiere que la plataforma logística que está dando los puertos internacionales como Jennefer, Central Portuaria Aguirre con su calidad de puertos primarios o recitos aduaneros, pueden ser uno de los mejores argumentos para hacer de esta región una ZEED, mismas que darán una denominación de ‘costa’ por ser parte de la hidrovía Paraguay Paraná.

“ Solo la condición fronteriza y los artículos 261, 262 y 264 ya nos dan esa condición de ser especiales. Si hay que rehacer las condiciones del royecto presentado, eso no se discute pues todos los ministerios están precisamente para adaptar las normas a su mejor funcionamiento, pero eso a que no es viable, no estamos de acuerdo”, aseveró Lewin.

Los proyectos de la región que justifican la creación de la ZEED son el complejo de explotación minero a cargo de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM); Conclusión de la carretera Puerto Suárez – Mutún – Puerto Busch de 133 Km y la  construcción de FFCC entre Motacucito – Mutún – Puerto Busch de 130 Km.

Con esta nueva estrategia la economía crecerá a mayor escala, en distintas dimensiones como lo es el reto de la tecnología, junto a la redistribución de los ingresos, aprovechando a la par las ventajas locales, y las ventajas comparativas de otras experiencias por la cercanía del gigante Brasil y Paraguay.

“Entendemos que si el presidente Evo Morales toma la iniciativa de analizar cómo la zona económica especial de desarrollo podría dar solución a las áreas de frontera del país, él haría que se apruebe lo antes posible porque efectivamente este tiempo es que las áreas fronterizas estamos sufriendo los peores momentos, tanto las áreas fronterizas de Argentina como la frontera con Brasil”, enfatiza la dirigente.

No cabe duda que los mayores problemas se enfrentan con Brasil donde existen políticas públicas agresivas relacionadas con atracciión a sus fronteras; ellos quieren que las inversiones que están en el lado boliviano vayan a sus fronteras, que la gente invierta en su tierra, que la gente mueva y haga ahí tanto comercio, turismo e industria.

“Todo esto lo podemos demostrar con los proyectos de ley para la creación de área de libre comercio”, finalizó.

 

El proyecto de decreto

 

El principal artículo, el 5, en su inciso a) propone una exención del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) por un periodo de 10 años, a partir del inicio del funcionamiento del emprendimiento e inversión productiva, siempre y cuando el monto del tributo liberado sea reinvertido en su integridad, en la siguiente gestión fiscal, en la misma unidad productiva u otra dentro de la ZEE de desarrollo en cualquier sector.

 

Asimismo se plantea una exención del Gravamen Arancelario y del Impuesto al Valor Agregado por un periodo de 10 años para el ingreso de mercaderías de importación en las plantas industriales como bienes de capital establecida en la ZEE.

 

También sugiere el pago único del 5% por un periodo de 10 años a toda mercadería de importación que ingrese destinada para insumos de materias primas de las plantas industriales, consumo o comercialización del emprendimiento e inversión productiva, etc.

 

EcoFinanzas