Al 22 de abril de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.89039 Bs/euro: 7.70449 UFV: 2.29995 Peso Argentino/$us: 41.85650 Yen/$us: 111.96000 Real/$us: 3.92630 Oz.Troy Oro $us: 1,274.64000 Oz.Troy Plata $us: 14.99410

 

Hilton Heredia G. / Efraín Varela M. /Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. >

El departamento de Santa Cruz genera el 70% de los alimentos que consume el país, exporta 2,5 millones de toneladas para alimentar a millones en el mundo cada año, es una tierra que permite la realización económica de la gente, y otorga una real inclusión social. En síntesis, es el principal aportante al Producto Interno Bruto de Bolivia con un 29% de participación lo que la convierte en el corazón económico del país, pues en cifras aporta con $us 10.000 millones. Sin embargo, corre el riesgo de una desaceleración si es que las autoridades nacionales no adoptan inmediatas medidas de reactivación.

En conmemoración a los 207 años de la gesta libertaria del departamento de Santa Cruz, este 24 de septiembre, Money.com.bo le entrega un resumen de la pujanza de la región. En ese ámbito, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Ronald Nostas destacó el crecimiento sostenido de los últimos 10 años del departamento y proyectó el liderazgo en el país.

“El crecimiento de Santa Cruz en los últimos años, ha sido uno de los más sostenidos y sorprendentes no solo en Bolivia sino en Sudamérica. En 10 años ha triplicado su Producto Interno Bruto y representa hoy casi el 30% del PIB nacional. Este crecimiento sostenido y acelerado, que ha sido mayor en la última década, (gracias a su dinamismo interno, pero también a la estabilidad económica y política que vivió Bolivia) ha permitido que podamos contar en el país con las bases de un desarrollo alterno para enfrentar situaciones de desaceleración e incluso de eventuales crisis, si los precios de las materias primas que exportamos –fundamentalmente gas y minerales-- vuelven a sufrir un descenso considerable”, dijo Nostas.

Afirma que de los cuatro pilares del Plan Estratégico para diversificar el aparato productivo nacional (gas, minerales, energía y agroindustria), que fueron definidos por el Presidente Morales, la agroindustria cruceña es la que tiene las condiciones y la potencialidad para ser desarrollada de manera efectiva, rápida y concreta, y tan solo se necesita voluntad política y seguridad jurídica.

Otro aspecto que destaca es que Santa Cruz, más allá de los resultados cuantitativos, ha creado ya una cultura de negocios y una forma de generación y reproducción de riqueza muy propio, que incluye una institucionalidad empresarial sólida, el hábito extendido de la inversión y el emprendimiento y, la consolidación de un mercado interno mucha más dinámico y demandante.

Esta ‘marca registrada’ tiene el potencial de transmitirse y de reproducirse en otras regiones y constituye una garantía de que puede sostenerse en el tiempo e incluso mantener su dinamismo.

Finalmente, ponderó que el crecimiento cruceño estuvo aparejado de una mayor y más sólida integración con los otros departamentos del país. La economía de Santa Cruz influyó, pero también fue influida por los mercados, las culturas económicas y la dinámica de otras regiones.

El hombre fuerte del sector empresarial del país, añade que el hecho que el 30% de la población de Santa Cruz tenga origen en otras regiones, que cada vez más empresas trasladen sus centrales a Santa Cruz, sin dejar de estar presentes en sus lugares de nacimiento o que la cantidad de profesionales de alta calificación de otros departamentos se afinquen en Santa Cruz, ayuda a comprender también este proceso de integración y de profunda simbiosis con toda Bolivia.

Consultado sobre los desafíos y responsabilidades para el futuro de la región, refirió que Santa Cruz dentro de poco va a asumir un rol más protagónico en el crecimiento económico del país ya no solo a nivel de cifras e indicadores, sino un liderazgo con capacidad y legitimidad para señalar las pautas y las directrices que se precisan para lograr diversificación, industrialización y generación sostenible de riqueza y empleo.

Los desafíos van a estar concentrados en lograr un crecimiento armónico entre economía, desarrollo humano y tecnología. Yo visualizo un departamento con desarrollo y bienestar más homogéneo entre las provincias y la capital; con altos niveles de educación y capacitación, líder en la provisión de servicios, especialmente tecnología, pero también con una industria creciente y sostenible.

Los sectores

IBCE y Cadex

El presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Reinaldo Díaz Salek, destacó el éxito del modelo productivo cruceño, su vertiginoso crecimiento -siempre por encima del PIB boliviano- y su gran aporte a la soberanía alimentaria del país.

“La región de Santa Cruz debe sentirse satisfecha de su exitoso modelo productivo que le permitió ser el primer aportante al PIB de Bolivia con un 29% de participación en el 2016, superando a los 8 restantes departamentos. Santa Cruz es el bastión de la economía nacional con un PIB que bordeó los 10.000 millones de dólares el pasado año, muy lejos de los cerca de 3.000 millones del año 2005”, señaló.

Ponderó que en la gestión 2016 el aporte de Santa Cruz al PIB nacional -casi 29%- fue el más alto registrado en 12 años. La dinámica de la economía cruceña responde principalmente a su exitoso modelo productivo basado fuertemente en la agropecuaria cuya contribución al PIB departamental es del 16% (sector primario), seguido de la industria (sector secundario) con el 14%, principalmente la agroindustria ligada a la exportación.

El criterio es compartido por el presidente de la Cadex, Oswaldo Barriga; sin embargo, exteriorizó su preocupación por la caída de las exportaciones no tradicionales de la región.

CAO

Edilberto Osinaga, gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), indicó que si se permitiera el uso de transgénicos, el sector productor podría crecer dos o tres veces más en un corto tiempo.

En otros países de la región que utilizan transgénicos producen más de siete toneladas de maíz por hectárea, mientras que en Bolivia el rendimiento máximo es de 3,5 toneladas.

La liberación de las exportaciones también generaría un impacto positivo en el sector agropecuario.

Para el titular de la CAO, Freddy Suárez, es importante que logren acuerdos sobre temas como la seguridad jurídica, la liberación de las exportaciones, las semillas transgénicas, el uso de biotecnología y el contrabando.

Industriales


A decir de Jorge Cwirko, presidente de la Asociación de Empresas del Parque Industrial, el sector de manufactura es el que más incentiva a las inversiones y requiere mano de obra. “Si hubiera incentivos, el aporte al PIB aumentaría”, dijo.

El directivo de los industriales agrega que la agropecuaria representa el 16% del PIB regional, la industria el 14%, el saldo el sector servicios constituido por el sector financiero, transporte, comercio, construcción, hotelería, gastronomía, educación.

Empero, pronostica que la región por los próximos años se ve amenazada por la desaceleración de la economía mundial, menor demanda de materias primas de China, subida de las tasas de interés de EEUU, así como los desequilibrios externos del país, déficit fiscal, déficit comercial, que está siendo financiado con reservas, así como con endeudamiento externo e interno.

Cainco

El Centro Boliviano de Economía de la Cainco (Cebec) argumenta que la trascendencia del aparato productivo cruceño se muestra en las exportaciones nacionales dónde el departamento tiene una participación del 26% con una alta participación de la Industria y el sector agropecuario local.

El PIB en Bolivia crecería en torno al 4% en promedio durante los próximos años. Es de esperar que Santa Cruz acorde a su dinámica crezca al menos un punto porcentual o más que el promedio.

Sin embargo, creen que el departamento también puede superar estas expectativas de crecimiento de manera sostenible. Para ello Santa Cruz tiene el desafío de romper las limitaciones del siglo pasado y superarlos. En el documento de los Desafíos del Siglo XXI -disponible en la página web www.santacruzdata.com- identifican 3 áreas clave que aportarían al desarrollo de Santa Cruz y del país: mejorar la calidad de la educación, trabajar hacia la diversificación del aparato productivo e implementar y aprovechar la digitalización en el día a día del cruceño.

CBHE

Para Yussef Akly, director ejecutivo de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), el departamento de Santa Cruz está ligado de manera indivisible al sector hidrocarburos desde los comienzos de la actividad exploratoria en el siglo pasado y su posterior explotación y aprovechamiento de las regalías para el desarrollo de esta región.

“En términos de ingresos por regalías e IDH la región percibió cerca de $us 3.000 millones en los últimos 30 años. Asimismo, en los últimos años y hasta 2017, se han instalado cerca de 150.000 conexiones de gas domiciliario en el departamento”, destacó Akly.

El director ejecutivo de la CBHE, indicó que a escala nacional el sector hidrocarburos sigue siendo uno de los principales exportadores con el 30% según valor de las exportaciones totales, y aun en precios bajos es un gran generador de recursos mediante tributos. “Entre 2006 y 2017 el sector generó a través de regalías, IDH, impuestos y participaciones, más de $us 34.000 millones, los cuales ingresaron al Estado para impulsar la economía del país”, agregó.

Se refirió a que el crecimiento planteado por el Gobierno para el sector, del cual las empresas privadas son prestadores de servicios, plantea la priorización de proyectos exploratorios que permitan incrementar reservas.

Hizo notar que la proyección de crecimiento dependerá de los mercados, del éxito de los prospectos exploratorios y de la estabilidad de las reglas en base a las cuales operan las empresas en el país.

Cadecocruz

La Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), a través de los estudios realizados por estudiosos que forman parte de su Observatorio Económico, ha determinado que los últimos años y en lo que va del 2017, el sector constructor muestra una tendencia de crecimiento sostenible apuntalada fundamentalmente por la inversión privada.

"Se estima que esta gestión cerrará con un crecimiento del 8,1% y la previsión es que la tendencia ascendente se mantenga los próximos años", afirmó Javier Arze, gerente de Cadecocruz.

La participación de la construcción privada se destaca también en el sistema financiero del país, considerando que del total de préstamos otorgados por el sistema financiero del país, el 33% corresponde a vivienda, según la ASFI.

"Constituimos el motor para la reactivación de la economía que se encuentra en proceso de desaceleración, somos el brazo ejecutor de las obras de las entidades públicas y alcanzaríamos mayores índices de crecimiento si avanzamos en la premisa de construir Bolivia con empresas y manos bolivianas", manifestó el gerente de la entidad gremial.

Arze destacó que la actividad de la construcción dinamiza las economías por su efecto multiplicador en una diversidad de sectores, desde la generación de empleo, hasta la industria del cemento, el transporte, el sistema financiero y la comercialización de materiales, por señalar los más importantes.

EcoFinanzas