Al 12 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88331 Bs/euro: 7.76624 UFV: 2.28905 Peso Argentino/$us: 37.81560 Yen/$us: 113.43000 Real/$us: 3.89940 Oz.Troy Oro $us: 1,242.02000 Oz.Troy Plata $us: 14.55300

 
La importancia que le da el Gobierno de España al Tren Bioceánico es absoluta, afirmó el martes por la noche el presidente de ese país, Pedro Sánchez, que se encuentra de visita oficial en Bolivia, impulsor de ese emprendimiento que pretende unir el océano Atlántico con el Pacífico.


"La importancia que le da el gobierno de España, mi país,  a este proyecto es absoluta", remarcó en una conferencia de prensa en la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia, tras una reunión con su colega boliviano Evo Morales.

El presidente español afirmó que España está entre los pocos países de Europa, entre ellos, Alemania y Suiza, que están dispuestos a invertir en ese multimillonario proyecto y recordó que son más de "10.000 millones de euros que están vinculados con España".

"Y la importancia que le damos es trascendental porque todo lo que tenga que ver con el desarrollo y el progreso de este bello país, de esta tierra con la que tantas cosas nos unen siempre será bienvenido en España", refrendó.

Sánchez aseguró que España no mira "hacia otro lado", al contrario, aplaude y está "extraordinariamente" satisfecha "de poder plasmar" su firma en un proyecto que traerá oportunidades, empleo y progreso.

El Corredor Ferroviario Bioceánico, que galvaniza Bolivia, demandará una inversión millonaria de entre 10.000 y 14.000 millones de dólares para unir el puerto brasileño de Santos, en el Atlántico, con el peruano de Ilo, en el Pacífico, bautizado como el Canal de Panamá del siglo XXI.
 
Evo garantiza inversiones, especialmente de Repsol
 
El presidente Evo Morales reafirmó las garantías plenas que gozan las inversiones de España en Bolivia, en presencia de su colega del gobierno español, Pedro Sánchez, al que impuso la máxima distinción que otorga el Estado boliviano, el Cóndor de los Andes, y con quien se reunió el martes por la noche en la ciudad de Santa Cruz, 900 km al este de La Paz.

"Quiero decir a la delegación de España, empresarios en especial, cualquier inversión aquí está totalmente garantizada", dijo el mandatario boliviano después de que Sánchez, el primer presidente del gobierno español que visita oficialmente Bolivia en 20 años, anunciara el estrechamiento de la relación bilateral.

Morales citó, a manera de ejemplo, la seguridad jurídica que rodea el desempeño, de más de dos décadas, del gigante petrolero español REPSOL, en tareas de prospección y explotación de los más promisorios yacimientos gasíferos de Bolivia.

"Estamos muy alentados, hermano Presidente (Sánchez), por el crecimiento económico de nuestra querida Bolivia, acompañado por organismos internacionales, por las empresas, como REPSOL: tenemos buena amistad, son nuestros socios", enfatizó.

El jefe de Estado boliviano dijo que desde que asumió la conducción del gobierno de Bolivia, en 2006, recibió la cooperación de los gobiernos de La Moncloa.

"No me siento abanado por España", dijo al citar la condonación de la deuda boliviana en materia de educación apenas juramentar y la dotación de ambulancias, 2 para cada uno de los 339 municipios bolivianos durante la administración del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

"Para que no hayan niños como Evo que sufran", reflexionó luego de narrar los peregrinajes de días a lo del médico que un campesino boliviano, como el padre de Morales, Dionisio, debía realizar los años 70 del siglo XX para mitigar un simple dolor de muelas.

Parte de la primera gira latinoamericana desde que asumió hace 2 meses el gobierno de España, Sánchez llegó el martes por la noche a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, este de Bolivia, procedente de Chile, primera estación de su desplazamiento oficial.

El Primer presidente del gobierno de España en visitar Bolivia en 20 años, Sánchez llegó al aeropuerto Viru Viru de esta ciudad tropical del oriente boliviano, a 900 km de La Paz, hacia las 18h00 locales (22h00 GMT).

En una bilateral de poco menos de una hora, Sánchez y Morales repasaron la agenda bilateral centrada en el Corredor Ferroviario Central Bioceánico que galvaniza Bolivia y que unirá las costas atlánticas de Brasil con las Pacíficas del Perú.

Se trata del más ambicioso proyecto de integración sudamericano que podría insumir al menos una inversión de 10.000 millones de dólares y que Morales, principal gestor, designa como "el Canal de Panamá del siglo XXI".

Sánchez seguirá el miércoles a Colombia, tercera estación de su periplo latinoamericano que concluirá en Costa Rica.

EcoFinanzas