Al 17 de julio de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.85587 Bs/euro: 8.01524 UFV: 2.27210 Peso Argentino/$us: 27.24300 Yen/$us: 112.34000 Real/$us: 3.84740  Oz.Troy Oro $us: 1,241.28000 Oz.Troy Plata $us: 15.81550

16 de cada 100 personas compran medicamentos en establecimientos que no son farmacias. Así lo alerta el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) que hoy presentó un estudio especializado sobre los peligros para la salud por el comercio informal de medicamentos en el país, como la venta de fármacos y suplementos alimenticios de contrabando, falsificados, adulterados o vendidos en condiciones que no garantizan seguridad o eficiencia, en el libro: "El Negocio de la Muerte: Comercio informal de medicamentos en Bolivia".

El libro fue presentado en un desayuno trabajo realizado en las oficinas de la Cámara Regional de Despachantes de Aduanas. Lo cierto es que los medicamentos no garantizados son un crimen de lesa humanidad, esa fue la síntesis al que se arribó entre empresarios privados y especialistas.

En Bolivia el comercio ilegal de medicamentos puede llegar a representar hasta el 21% de las ventas de la industria farmacéutica; un 20% de las importaciones legales; una reducción del PIB industrial en 15; una afectación del crecimiento del PIB en un 0,2% y la destrucción de 1.100 empleos/año.

"Un negocio al margen de la ley que se puede convertir en un grave problema de salud pública, habida cuenta de la venta de fármacos y suplementos alimenticios de contrabando, falsificados, adulterados o vendidos en condiciones que no garantizan su seguridad o eficiencia, afecta a muchos países del mundo y Bolivia no es la excepción", advirtió el IBCE.

La presentación del libro se realizó en coordinación con la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, el respaldo de Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana, de la Asociación de Farmacias y de la Cámara Regional de Despachantes de Aduana de Santa Cruz de la Sierra.

Gonzalo Vidaurre, autor de la publicación refirió que lo delicado del tema son las connotaciones económicas y de salud pública. Dijo que el impacto es del 0,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Mientras que el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, indicó que el título del libro no es exagerado pues guarda relación con la venta informal ilegal de emdicamentos de contrabando, caducados, adulterados y falsificados que, en el mejor de los casos, no tendrá ningún efecto terapéutico, pero en el peor de los casos puede deteriorar más la salud y hasta causar el deceso de los pacientes.

Por su lado el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Ronald Nostas pidió al Gobierno diseñar políticas públicas para luchar contra este flagelo.

 

 

 

 

EcoFinanzas