Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) intervino, en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), un domicilio particular en la ciudad de Cochabamba, en el que se almacenaba de manera ilegal gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas y se realizaba el "trasvasado" del producto a cilindros vacíos, informó el sábado una fuente oficial.

La intervención a ese domicilio situado en el barrio El Salvador de la zona sur de la capital valluna, según un boletín de la ANH, se realizó tras un arduo trabajo de relevamiento de información e inteligencia que realizó el personal de la Dirección de Operaciones de Interdicción de Hidrocarburos (DOIH) que pertenece a la entidad reguladora.

Tras la intervención conjunta, efectivos de la Policía aprehendieron a cuatro personas, dos propietarios del inmueble y otras dos estaban a cargo del camión distribuidor de GLP porque se los encontró proveyendo, en ese momento, los cilindros de GLP a ese domicilio particular.

Ambos hechos están totalmente prohibidos por norma y tienen sanción.

Los aprehendidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público para su procesamiento legal.

El Director de la DOIH, Luis Fernando Simon, que estuvo a cargo del operativo, explicó que el lugar donde se acopiaba el GLP no tenía autorización de la ANH ni contaba con las condiciones mínimas para almacenar ese carburante y que el "trasvasado" (pasar producto de un recipiente a otro) que realizaban, "de una garrafa llena a otra vacía", ponía en peligro la seguridad de quienes habitan en la vivienda y de los vecinos del lugar.

"Un domicilio particular no es lugar habilitado, y mucho menos autorizado, por el ente regulador para realizar estas actividades", destacó Simon, tras referirse a la infraestructura intervenida,  donde se secuestró 238 cilindros de GLP con contenido y 78 sin contenido.

En cuanto al camión distribuidor que se encontraba en el lugar, dijo que también fue secuestrado.

En ese caso, el Director de la DOIH explicó que al dejar las garrafas en esa vivienda se cometió un delito. "La venta tienen que ser al usuario y consumidor final y no así dejar en domicilios particulares cantidades de garrafas superiores", sostuvo.

EcoFinanzas