Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

El consultor del sector privado Boris Santos Gómez Úzqueda conversó con money.com.bo y analizó la reciente declaración de ministros de energía del G20 que volvió a ratificar la importancia absoluta del gas natural en la economía global.

El gas nuevamente abanderado de la transición energética

Boris Santos Gómez Úzqueda indicó que “la buena noticia de la reciente reunión de ministros de Energía del G20 Bariloche, Argentina, es que el gas natural vuelve a ser ratificado como "puente y vía de transición en fósiles y nuevas energías”.

Cabe recordar que la eficiencia energética, vía la transición energética, es uno de los pilares de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“Buena conclusión del G20 en volver a abanderar al gas natural como elemento importante del desarrollo y la transición a renovables como la energía solar y eólica que deben continuar mejorando su tecnología para abaratar costos de producción”, señaló.

Asimismo, refirió que aún existen países que utilizan el carbón como fuente importante en su matriz energética (varios de esos países miembros del G20), esos países (como China) están en la obligación de mejorar condiciones tecnológicas para reducir emisiones de efecto invernadero; al igual que los países que utilizan energía vía nuclear tener los mejores estándares de seguridad. La alternativa al carbón, definitivamente, es el gas natural como combustible fósil “de transición” hacia una matriz basada en las energías renovables.

El G20

El G20 es un grupo de países que son la sumatoria: entre el G-8 conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia, se agregaron once países más y se creó el G20: Arabia Saudita (por su peso específico en el cártel petrolero OPEP), Argentina (del Mercosur), Australia (parte de OCDE), Brasil (parte de los mecanismos de integración G-5, BRICS y Mercosur), China (G-5 y BRICS), Corea del Sur (OCDE), India (G-5 y BRICS), Indonesia (por su peso en el contexto del Asia ASEAN y en OPEP), México (G-5, OCDE, Alianza del Pacífico y NAFTA con Canadá y USA), Sudáfrica (G-5), Turquía (OCDE) y el vigésimo miembro del G20 es en su conjunto la Unión Europea.

Los países del G20 representan el 77% del consumo mundial de energía y más del 80% de la capacidad mundial de producción de energía renovable, 85% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional.

Transición a energías más limpias

El analista explicó que los acuerdos arribados por el grupo de ministros del G20 están centradas en “la prioridad global de transitar fuentes de energías más limpias para, obviamente, reducir emisión de gases de efecto invernadero”.

Recalcó que esa migración discutida técnicamente por un par de días por los ministros a cargo de energía volvió a subrayar en la necesidad de migrar hacia fuentes de energía renovables alternativas, superar el uso de carbón a escala, pero utilizando al gas natural como combustible fósil 'de transición'.

Bolivia sigue en carrera

Consultado por la situación del negocio del gas en Bolivia el consultor indicó que “sigue en carrera, aunque atrasada, siempre y cuando mejoren las condiciones de inversión privada”.

Bolivia tiene, una vez más la puerta abierta para generar mayores inversiones privadas en exploración de gas natural dado que el G20, el mundo, prácticamente nos está diciendo que el gas va a ser el elemento de transición. Creemos que ésta oportunidad debe ser tomada en cuenta y aprovechada. Bolivia podría ser el principal país productor de gas del MERCOSUR siempre y cuando se aliente la inversión privada con nuevos marcos legislativos abiertos da la la importancia del gas como puente hacia un modelo que privilegie las renovables.

Explicó en ese contexto Bolivia con su potencialidad de nuevas reservas de gas natural, junto a Argentina con su potencial en proyectos de shale, Estados Unidos y su nuevo liderazgo en oil & gas, México pueden ser nuevos jugadores del mercado del gas en éste hemisferio que junto a Venezuela va a continuar, de éste lado del mundo, teniendo peso específico en cuando a producción de petróleo, una vez que se haya estabilizado y mejorado la producción y cuando en Venezuela haya retornado la democracia.

Entre los datos relevantes de la reunión está el firme desafío del G20 en generar mayores y más significativas inversiones públicas que alienten a inversiones privadas en financiar la transición y eficiencia energética.

Agenda de futuro

El analista explicó que esa reunión plantea “temas que se analizaron y que serán parte de la agenda energética de los próximos años: la transición de fósiles a renovables vía gas natural, el acceso universal y democrático a la energía, la disminución de subsidios perniciosos y la mejora e innovación tecnológica”.

Naturalmente la transición energética, entendida por el G20, debe ser gradual y respetando el mix energético de cada país sin que esto signifique daños a su economía, pero hubo acuerdo en que el gas será el combustible fósil de transición, por ser menos contaminante.

 

EcoFinanzas