Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

A raíz de los bloqueos y las amenazas de seguir realizando radicales medidas de presión por parte del transporte urbano, la Alcaldía municipal decidió impulsar un sistema de transporte público que será implementado por el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra.

Para ello ya han sido instruidas las gestiones correspondientes que permitan la adquisición de vehículos para el transporte público, entre ellas el requerimiento de la respectiva autorización para suscribir créditos.

Esta iniciativa se realizará con la cooperación del Gobierno Japonés, bajo las recomendaciones del Plan Maestro para Mejorar el Transporte del Área Metropolitana, desarrollado por Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), que el Municipio viene usando para desarrollar el Plan de Movilidad Urbana de la ciudad de Santa Cruz.

La dirigencia del transporte público, este lunes 11, bloqueó seis puntos de la ciudad, como una forma de exigir ser atendidos por el Alcalde, Percy Fernández, pese a que la autoridad había delegado al Secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, como interlocutor y representante técnico del Municipio.

En una actitud intransigente, los representantes del transporte público cruceño abandonaron la reunión convocada por la Policía, en horas de la mañana. Lo mismo sucedió al mediodía cuando fueron invitados por el Concejo Municipal a una reunión con la Comisión Mixta y el Secretario de Movilidad Urbana, quien explicó el ordenamiento vehicular, reunión a la que se presentaron y también abandonaron.

“Los transportistas están equivocados si piensan que van a ‘doblarle la muñeca al Alcalde’, que es un hombre que se atiene a lo que la ley manda. Hay leyes que disponen el ordenamiento de la ciudad, que no solo es mercados, sino ordenamiento vehicular y planificación urbana”, sostuvo al respecto Jorge Landívar, vocero municipal.

Esta no es la primera vez que el Gobierno Municipal ha cursado invitaciones al diálogo a este sector; a lo largo de las últimas semanas, se lo ha convocado en al menos cinco oportunidades, sin que los transportistas se presenten.

Ante esta situación, la Alcaldía cruceña ha visto necesaria la implantación de un sistema municipal de transporte público que asegure el respeto a la ciudad y a su reordenamiento vehicular, además de brindar un servicio de calidad para los vecinos.

Entre algunas de las medidas que se adoptarán, se tiene previsto cambiar los actuales buses por unos de mayor capacidad, de entre 60 y 80 pasajeros, para facilitar el flujo de tráfico vehicular, así como para mejorar la cobertura del transporte público.

Vecinos presionan

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Santa Cruz, Omar Rivera, identificó una lucha de intereses de los micreros quienes dicen que asumieron la defensa de los vecinos de los barrios y reconoció que es una medida perjudicial y dañina. Responsabilizó a la Dirección de Tráfico y Transporte de la Alcaldía porque permitió que suceda hace muchos años el caos de la Ramada y fue inoperante. “Nadie puede privarnos de llegar al mercado la Ramada, especialmente a la avenida Grigotá que es del pueblo y para el pueblo”.

Los bloqueadores

El dirigente del transporte sindicalizado de Santa Cruz, Mario Guerrero, informó de que ese sector bloqueó las avenidas y calles de la ciudad en demanda de una reunión con el alcalde, Percy Fernández, para resolver su pedido de seguir circulando por las principales arterias colindantes con el mercado 'La Ramada', de esa urbe.

"Pedimos una audiencia con el alcalde, si nos atiende levantamos la medida, queremos dialogar porque nos quieren alejar de una avenida principal como es la Grigotá; no estamos de acuerdo con que nos saquen porque damos seguridad ya que trasportamos madres, embarazadas y colegiales", informó.

Explicó que esa protesta se debe a que la dirección de Urbanismo y Transporte de la Alcaldía proyecta disminuir el número de líneas que circulan por las avenidas y calles circundantes al mercado 'La Ramada', entre el primer y el segundo anillo de la ciudad de Santa Cruz.

Según Guerrero, las medidas que asume la Alcaldía no fueron consensuadas con el sector del transporte público.

A primera hora del lunes se registraron al menos siete puntos de bloqueo en el centro de esa ciudad y las avenidas Grigotá, Doble Vía-La Guardia, Bánzer, Santos Dumont y el segundo anillo, constató un periodista de ABI.

Según los transportistas, por la avenida Grigotá circulan alrededor de 40 líneas que movilizan a más de 2.000 unidades, que transportan por día más de 250.000 pasajeros.

EcoFinanzas