Al 10 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87619 Bs/euro: 7.82935 UFV: 2.28887 Peso Argentino/$us: 37.38490 Yen/$us: 112.63000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,249.98000 Oz.Troy Plata $us: 14.64150

Nueve bancos en Bolivia entregan reportes de responsabilidad social y avanzan en nuevas formas de conducir los negocios, en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) busca fortalecer la metodología que utilizan los bancos para presentar los reportes de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en el marco del cumplimiento de la normativa sectorial vigente.

El desafío de esta acción, más allá de organizar la información, es avanzar hacia nuevas formas de conducir los negocios y que estén en sintonía con lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Una encuesta realizada a 10 bancos en Bolivia encontró que ese reto necesita lograr la coordinación interna para obtener información de responsabilidad social y de servicios financieros que será entregada a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), detalló María Julia Arana, especialista en Capacitación Ejecutiva en Responsabilidad Social.  

Arana señaló que las áreas de responsabilidad empresarial también enfrentan el desafío de actualizar, fortalecer y ofrecer reportes que permitan ser comparables. La banca boliviana hace más de cuatro años incorporó la metodología GRI (Global Reporting Initiative), una norma voluntaria para presentar este tipo de reportes.

“Partimos de qué la responsabilidad empresarial es la función social que tenemos cada una de las entidades y cómo logramos una definición en común, más allá de lo que nos dicta la normativa”, enfatizó Arana. “Y el Balance Social, como una nueva metodología también permite que los bancos se sumen a la tendencia de construir nuevos negocios que “involucran la triple línea de resultados: económica, social y ambiental”, precisó.

Esto implica que los bancos también se comprometen con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) porque sus actividades permiten a los países avanzar en ese camino y ofrecer indicadores concretos. Es una forma de estar involucrados en el contexto global y tener oportunidades de diferenciación en sus actividades para cumplir también con las exigencias derivadas del Acuerdo de París.

En 20 de 33 países de América Latina los gobiernos están implementando mecanismos nacionales para coordinar la implementación de la Agenda 2030 que se convierten en una oportunidad para trabajar con las empresas. Asimismo, Arana destacó que el 80% de empresas que son parte del Pacto Global (http://www.pactomundial.org) informan que están tomando medidas para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Estas acciones se vuelven visibles en la presentación de los reportes  GRI, metodología elegida por el 90% de las empresas líderes del mundo, según datos de KPMG para el 2015. En este grupo se encuentran 1.400 empresas en América Latina, entre las cuales hay 102 empresas argentinas, 22 empresas bolivianas, 9 son bancos.

Tres son las lecciones aprendidas en los últimos 20 años de abrir camino para la RSE: planificación, definición de los contenidos del reporte y la calidad de la información. “Estos informes ya no son sólo una fotografía de su gestión sino una película donde vemos la evolución de la entidad con información comparable y con las mismas unidades de medida con otras del sector”, precisó la especialista en reportes de Balance Social.

Por ejemplo, un banco tiene un programa de educación financiera, ofrece en su sitio web un modelo de presupuesto familiar y también de educación financiera. Adicionalmente, amplía sus puntos de atención con agencias y cajeros automáticos en poblaciones cada vez más alejadas de las áreas urbanas. Cabe señalar que en algunos países la bancarización es parte del crecimiento de la entidad financiera y en otros países como Bolivia, el gobierno puso una norma para su implementación.

“Hay todavía un desafío de cómo pasar de la norma al compromiso de aportar a una economía sostenible y nuevas oportunidades de negocios en concordancia con los ODS”, enfatizó Arana.

EcoFinanzas