Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

 
El Banco Central de Bolivia (BCB) a través de su presidente, Pablo Ramos les pidió a los empresarios reconocer que ganaron mucho dinero con el actual modelo económico implementado en el Gobierno de Evo Morales, y ratificó que se cumplirá las proyecciones de crecimiento del 4,7% del Producto Interno Bruto (PIB), y por tanto, el pago del doble aguinaldo.
 
Ante la declaratoria de emergencia del sector empresarial por el anuncio del doble aguinaldo y otras medidas consideradas adversas, Ramos dijo: “los empresarios privados deben reconocer que están ganando mucho dinero en esta época porque hay una demanda interna grande, lo que permite un dinamismo económico, y que la estabilidad ha favorecido a todos, a los productores y a los consumidores”.
 
Ramos negó que desde el Gobierno se esté “inflando” el PIB, tal como lo denunció la Cámara Nacional de Comercio (CNC), que en su criterio, buscaría demostrar que no se alcanzará la tasa necesaria para el pago del segundo aguinaldo. “Trabajamos en la academia muchos años y sabemos que el método que se está utilizando es el correcto, no solo se utiliza en Bolivia sino en todas partes”.
 
En análisis de la CNC, el Gobierno aplica una fórmula de cálculo por la cual da por hecho la inversión pública con sólo cuantificar el monto de contratos y no así por el flujo de caja real, y aunque el método es empleado por otros países, advirtió que en el caso boliviano va en detrimento del sector privado que es el que debe pagar el doble aguinaldo si se llega a un 4.5% de crecimiento del PIB. 
 
Empresarios mantienen emergencia y pedirán diálogo con Evo

La respuesta no se dejó esperar. El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Ronald Nostas explicó que el Congreso decidió “mantener el estado de Emergencia hasta alcanzar los objetivos definidos”, los que deben obtenerse a través de “un dialogo claro y sincero para alcanzar un acuerdo nacional con el gobierno”, por lo que no descartó solicitar una reunión con el Presidente y remitir a las autoridades que corresponda, las conclusiones que emergieron de este encuentro.

Precisó sin embargo, que la decisión de continuar con el diálogo no implica un continuismo de la manera de gestionarlo “se decidió que debe ser un diálogo con resultados, continuo y con plazos específicos”, dijo el dirigente.  Al respecto, en la introducción del documento, suscrito la tarde de ayer en Santa Cruz, los empresarios afirman que “(En el diálogo, hasta ahora) hemos sido francos, propositivos, transparentes, responsables, persistentes y constructivos. (…) Lamentablemente, no se han tomado en cuenta nuestras propuestas de solución… y a pesar de que hubo un compromiso al más alto nivel del Estado, no se lograron resultados”.

Desde la gestión 2016, la CEPB y el presidente Morales acordaron implementar varias mesas de negociación para analizar las 81 propuestas del sector privado, en una serie de temas que a según los empresarios no se han resuelto.  De hecho, en su discurso de inauguración del evento, Nostas dijo que “pese a los avances, el entusiasmo y la voluntad, está claro que los esfuerzos de diálogo como herramienta para generar consensos, nos ha reportado resultados limitados”.

Recurso ante la OIT

El líder empresarial boliviano, lamentó las observaciones que algunas autoridades y dirigentes de la COB hicieron al anuncio de la presentación de un recurso ante la Organización Internacional del Trabajo por el incumplimiento del Convenio 131.  “Lamentamos que se descalifique una acción totalmente legítima y legal de los empresarios, que hemos decidido ir por el camino del procedimiento que nos permite la norma porque no es nuestra práctica acudir a la presión, y lo hacemos no solamente por defender los derechos del sector, sino porque la práctica del diálogo bipartito está aportando a al aumento del desempleo y la informalización laboral”, afirmó.

Al respecto, Nostas explicó que Bolivia ratificó el Convenio 131, mediante Ley N° 2120 del 11 de septiembre de 2000, y que ese instrumento internacional establece que los Estados, antes de implementar mecanismos de fijación de los salarios mínimos, consulten exhaustivamente y en igualdad, con las organizaciones de empleadores y de trabajadores.  

“Este mandato no se cumple en Bolivia desde hace varios años, pese a nuestra insistencia pública y permanente, lo que está ocasionando una distorsión muy grave en la política salarial, una acelerada precarización del empleo y afecta la imagen del Estado a nivel internacional porque nos muestra como vulneradores de los Tratados que suscribimos”, sostuvo.

También explicó que la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones (CEACR) de la OIT, en 2005, señaló que es fundamental aplicar las consultas exhaustivas con los interlocutores sociales en todas las fases del procedimiento de fijación de los salarios mínimos y que, este organismo, consultado por la CEPB, dirigiéndose al Estado boliviano le señala que “la Comisión insta firmemente al Gobierno a que sin demora tome medidas, en consulta con los interlocutores sociales, para garantizar su participación plena y efectiva en la fijación y el ajuste del salario mínimo”

Finalmente indicó que, según corresponde en derecho, tanto el sector empresarial como el gobierno y la COB, deberán esperar la resolución de la comisión de normas de la Organización Internacional del Trabajo sobre esta demanda.

EcoFinanzas