Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

 

El sector privado se declara en emergencia nacional. A raíz de la aprobación del incremento salarial y el tratamiento de la Ley de Empresas Sociales por parte de la bancada masista en el Legislativo, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) y la Cainco se declararon este jueves en estado de emergencia y demandaron la suspensión inmediata del mismo. El 'Vice' justificó el alza salarial.

La posición de los privados es contundente. Los argumentos se basan en que hay la existencia de una tendencia deliberada de afectar la propiedad privada, los emprendimientos productivos y la generación de empleo digno. 

Mediante un comunicado público, que dio lectura el presidente de la CEPB, Ronald Nostas en instalaciones del ente empresarial en La Paz, se advirtió de “la determinación arbitraria de incrementos salariales irracionales, la promesa de pago del segundo aguinaldo sin tener las condiciones para su efectivización y sobre todo la Ley de Empresas Sociales”. 

Para que una empresa pueda ser requisada por los trabajadores, la ley establece que podrá hacerlo si el empleador no paga salarios, AFP o Caja Nacional de Salud durante tres meses o si la compañía decide la “suspensión” o “disminución” de sus actividades productivas. Tras la toma de la compañía, se crearía la "Empresa Social".

"La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ingresará en un proceso profundo de reflexión sobre nuestro relacionamiento con el Gobierno nacional, teniendo en cuenta que no estamos presentes ni en sus prioridades ni en sus decisiones", argumentó.

El líder empresarial advirtió "tendencias deliberadas" para afectar la propiedad privada, los emprendimientos productivos y la generación de empleos dignos.

Dijo que esa tendencia se expresa en algunas medidas, como la determinación arbitraria del incremento salarial para este año, la promesa del segundo aguinaldo, sin las condiciones para su ejecución pero, sobre todo, la futura implementación de Ley de Empresas Sociales.

Persecución tributaria

Criticó la "persecución tributaria" que supuestamente enfrentan los empresarios privados, la sobrerregulación ejercida sobre emprendimientos, el desbalance en la regulación laboral, la competencia desleal desde el Estado, el fomento a la informalidad y la permisividad frente al contrabando.

Actitud militante

Nostas convocó a todas las organizaciones de empresarios y emprendedores a asumir "una actitud militante contra todas estas medidas", en especial contra la Ley de Empresas Sociales, aprobada la noche del miércoles por el Senado porque, a su juicio, "es el más grave atentado contra la propiedad privada en el país, porque fomenta la confrontación entre trabajadores y empleadores y deja a las empresas en indefensión frente a toma de unidades productivas".

Cainco ve serios peligros

“Esta Ley de Empresas Sociales atenta contra el derecho fundamental de la propiedad privada que está consagrada en la propia Constitución Política del Estado”, enfatizó el presidente de Cainco, Jorge Arias.

La Ley permitirá que con un proceso sin garantías constitucionales los trabajadores se apropien del patrimonio de las empresas, violando el principio de universalidad de los acreedores. Afectará a todas las empresas, sin importar el tamaño, y sus consecuencias impactarán a toda la economía en su conjunto. El presidente de la entidad empresarial indicó que se está dando a los trabajadores privilegios discrecionales que no corresponden por estar fuera del marco del marco legal constitucional.

“Exhortamos al Gobierno a no negociar el patrimonio de las empresas con la COB. Es un peligro para el futuro económico de todo el país”, concluyó Arias.

La Ley aprobada en la Cámara de Senadores establece que se pueden transferir empresas declaradas en abandono o en concursos preventivos y quiebras a favor de sus trabajadores. Poner en vigencia esta norma, tal como se la está planteando, sería peligroso para la economía nacional porque desestabilizaría el aparato productivo e inviabilizaría las inversiones nacionales y extranjeras.

Actualmente el país cuenta con un régimen laboral rígido que llega a afectar al propio trabajador porque imposibilita la generación de más fuentes de empleo y el acceso de la población al mercado laboral. Con la ley laboral actual ya se han generado presiones excesivas de parte de algunos abogados asesores de sindicatos en detrimento de las empresas, exigiendo pliegos petitorios más allá de lo que la propia norma establece y que hacen mucho más vulnerables a las unidades productivas del país.

La Ley define la transmisión de la totalidad de activos de la empresa y no así de los pasivos en caso de la conformación de Empresas Sociales; no establece una definición objetiva y clara de abandono de la empresa. Asimismo, no incorpora normas equilibradas y en igualdad de condiciones para la empresa pública, privada y mixta en esta normativa.

IBCE

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) respalda las diferentes expresiones públicas del empresariado boliviano -principalmente de las Pymes- manifestando no poder afrontar un incremento salarial tan elevado y ajeno a la realidad económica.

En ese marco emitieron un comunicado en el que señalan que el anuncio de la posibilidad del pago de un segundo aguinaldo no guarda relación con la situación económica que viven muchos sectores productivos en dificultades como el forestal, textil, exportador, agropecuario, notándose incluso una disminución de la actividad en sectores como el de comercio y servicios

Asimismo, lamentan que el cambio en las reglas de juego se dé justo cuando el empresariado había anunciado importantes inversiones en el campo y la agroindustria para producir bioetanol y más alimentos para el país y el mundo

"El aumento obligatorio de costos en el sector legal y formal bajará aún más la competitividad de Bolivia, cuando debería hacerse todo lo contrario para seguir exportando a mercados tan importantes como la CAN, que está en peligro de perderse al haberse abierto a países tan competitivos como los del MERCOSUR. Bolivia registró por 3 años consecutivos déficit comercial: por 855 millones de dólares en el 2015; 1.287 millones en el 2016; y de 1.302 millones de dólares en el 2017 y a febrero del 2018 existe ya un déficit de 147 millones de dólares. Cuando lo que se precisa es un esfuerzo público-privado para dinamizar al exportador no tradicional, medidas como éstas, van más bien en sentido opuesto", agrega el IBCE.

Además exterioriza su preocupación que, una vez más, se haya desconocido la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de un diálogo tripartito para negociar el incremento salarial; es más, dicha negociación debería ser sector por sector y de forma directa entre trabajadores y empresas, a fin de que lo que se decida guarde relación con la realidad económica de las unidades productivas

El Gobierno resta importancia

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, pidió a los empresarios explicar qué significa declararse en emergencia y por qué razón lo hacen, porque el año pasado el incremento al salario mínimo y al básico fue bastante mayor con relación al  5,5% al salario básico y 3% al mínimo dispuesto para el 2018.

“Yo no escuché el año pasado declaratorias de emergencia y ese tipo de cosas. Nos explicarán los representantes del empresarios por qué motivo lo hacen, si es para expresar un tipo de desacuerdo, hay que decir que el gobierno se ha reunido con los empresarios y los trabajadores y recogido sus opiniones”, manifestó al puntualizar que las preocupaciones del sector privado “no tienen mayor fundamento en la realidad”

Dijo que no es la primera vez que auguran efectos inflacionarios, de desempleo y recesivos, y el gobierno cree que estas apreciaciones están equivocadas, como se equivocaron ya en el pasado cuando se trató el tema de incrementos salariales.

'Vice' justifica incremento

El vicepresidente Álvaro García Linera aclaró en la noche en Cochabamba a los empresarios privados de Bolivia que en los últimos 12 años pagaron en salarios a sus trabajadores un 5.6%, es decir más bajo que la inflación que alcanzó al 5.7%.

García Linera hizo esa puntualización a contramano de los datos emitidos hace unas semanas por la Cámara de Comercio de Bolivia que erróneamente publicó que el porcentaje de los salarios era mayor que la inflación en el país.   

"En promedio el salario que paga el empresario porque negocia con sus trabajadores, en promedio en 12 años ha sido 5.6% y la inflación 5.7%", dijo en su discurso de inauguración de la Feria Internacional de Cochabamba. 

El segundo Mandatario aseguró que cuando el Gobierno plantea un incremento al salario básico, lo hace de manera pensada y racionalizada, porque toma en cuenta tanto el interés del empresario como también la necesidad del trabajador. 

"Quiero reafirmar acá delante del empresariado cochabambino y delante del empresariado boliviano, que estamos trabajando siempre para mejorar la economía de Bolivia, estamos trabajando no para maltratar a ningún empresario, estamos trabajando para que el empresariado siga creciendo y le estamos creando bases materiales de su crecimiento, pero también bases materiales de un bienestar del trabajador, del más humilde, del que está recién surgiendo", precisó. 

En esa línea dijo que con las medidas que el Gobierno aplica en materia de inversión, se garantizará un crecimiento de la economía por encima del 4.5% durante la presente gestión. 

EcoFinanzas