Al 18 de julio de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.85734 Bs/euro: 8.00149 UFV: 2.27229 Peso Argentino/$us: 27.52950 Yen/$us: 112.85000 Real/$us: 3.84440  Oz.Troy Oro $us: 1,227.92000 Oz.Troy Plata $us: 15.59150

Hans Montaño Núñez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

Aparte de la Primera Familia de Billetes (PFB) del Estado Plurinacional de Bolivia de Bs 10, el Banco Central de Bolivia (BCB) emitirá progresivamente y cada tres meses, los cortes de Bs 20 en julio y en octubre el de Bs 50. Es decir que en 2018, el ente emisor prevé el lanzamiento de tres cortes de la moneda nacional que serán anunciados de forma oportuna. El próximo año en enero de 2019 será emitido el de Bs 100 y en abril el de Bs 200, de acuerdo al gerente de Tesorería del BCB, Sergio Cerezo.

El funcionario presentó en Santa Cruz el primer corte de Bs 10 en el Salón Guarayos del Centro de la Cultura Plurinacional con la asistencia de dirigentes de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonía, representantes militares; además del director del BCB, Sergio Velarde.

En los nuevos billetes son incluidas las imágenes de José Santos Vargas, "El Tambor Vargas"; Apiaguaiki Tüpa; y Eustaquio Méndez, "El Moto Méndez". Asimismo, se incluye en la parte superior izquierda del reverso una imagen del Picaflor Gigante, la cual al inclinar el billete tiene un efecto con movimiento de arriba hacia abajo y cambia de color de oro a verde.

Los cortes de Bs 10 de esta PFB y de la anterior familia circularán simultáneamente hasta que los antiguos cumplan su vida útil. Para facilitar la convivencia de ambas familias, los nuevos billetes son del mismo material (100% algodón), mantienen sus dimensiones (14 x 7 cm) y colores predominantes para cada corte (azul Bs 10; naranja Bs 20; violeta Bs 50; rojo Bs 100 y café Bs 200). Cada corte de la PFB incluye tres personajes históricos (anverso) y muestra sitios patrimoniales, naturales, flora y fauna de Bolivia. 

De acuerdo a Sergio Cerezo, en este primer lote de Bs 10 hay 22 millones de piezas disponibles en las bóvedas del BCB que reemplazarán a los billetes no aptos para circular en la población, que son recabados por las entidades financieras, y finalmente son evaluados y si corresponde son destruidos por el BCB.

En la PFB se incorporan medidas de seguridad de última generación, que son características que permiten reconocer los billetes de boliviano auténticos. Para identificar las medidas de seguridad de un billete, el BCB recomienda realizar tres acciones: Mire, Toque e Incline. En el nuevo billete están la marca de agua, el motivo coincidente, las fibrillas, la calidad del papel, la impresión en alto relieve, las líneas y barras en alto relieve, imagen con cambio de color y movimiento, el hilo de seguridad y la imagen latente.

Adicionalmente, incorpora un bloque de 16 líneas cortas, continuas y diagonales para que las personas con deficiencias visuales puedan identificar el billete. Las líneas y barras en alto relieve en los bordes izquierdo y derecho del anverso del billete se sienten al tacto; así también dos barras horizontales en la parte superior izquierda.

En el ‘Incline’ están las medidas de seguridad más importantes, a decir de Cerezo, como la imagen latente presente en el recuadro azul cuando se inclina el billete a 45 grados porque puede divisarse el valor del corte de Bs 10, un nuevo hilo de seguridad de 4 milímetros de ancho que cambia de color, de turquesa al azul; y la imagen grabada del ‘ Tambor’ Vargas y el valor del corte (10).

Finalmente, Cerezo subrayó en la tecnología aplicada a esta medida de seguridad: el uso de una tinta en el reverso de cada billete que reproducirá la imagen de la fauna, y que al inclinar el billete de Bs 10, cambiará de color y también tiene un efecto de movimiento, o sea la barra que cambia de color se mueve a lo largo del picaflor, un barrido de arriba para abajo. En los distintos cortes tendrán un efecto distinto.

EcoFinanzas