Al 14 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87997 Bs/euro: 7.79572 UFV: 2.28923 Peso Argentino/$us: 37.81860 Yen/$us: 113.57000 Real/$us: 3.89090 Oz.Troy Oro $us: 1,243.03000 Oz.Troy Plata $us: 14.77120

El Producto Interno Bruto (PIB) nominal de Bolivia alcanzó un nivel histórico, el más alto en la historia del país, al cerrar en 2017 con 37.816 millones de dólares, superior en 11% al registrado en 2016, establece una información oficial difundida por el Ministerio de Economía.

Según la separata publicada por esa cartera de Estado, bajo el título "12 años de estabilidad económica con el mayor crecimiento de la región", el PIB nominal del país en 2005 llegaba a 9.574 millones de dólares, contra lo registrado en 2017, casi cuatro veces más.

Por otra parte, el documento establece que el PIB per cápita (por persona) registró un incremento significativo, de 1.037 dólares en 2005, a 3.393 dólares en 2017.

El informe subraya que el dinamismo de la demanda interna se vio reflejada en un mayor consumo de la población, tomando en cuenta que existen indicadores microeconómicos vinculados al gasto de las familias bolivianas, que demuestran la dirección de la expansión económica en 2017.

Por ejemplo, las ventas en restaurantes y supermercados incrementaron su facturación en 2017 en 4%, respecto a 2016, al aumentar de 1.268 millones de dólares a 1.322 millones de dólares.



El vicepresidente Álvaro García Linera destacó también esa información, en una conferencia dictada en marzo de este año en la Universidad Nacional Villa María, en Córdoba, Argentina, donde afirmó que Bolivia multiplicó por cuatro su PIB en los últimos 12 años, como pocos países en el mundo.

"Hemos multiplicado por cuatro el Producto Interno Bruto, pocos países del mundo han tenido este incremento vertiginoso de su PIB, de una economía de 9.000 millones de dólares a una economía de 37.000 millones de dólares", aseveró García Linera en esa oportunidad.

La demanda interna es sin duda uno de los principales motores de la economía boliviana, tomando en cuenta que alcanzó incidencias superiores a 4,5% en los últimos años, contrario a las exportaciones que registraron cifras negativas, establece el balance del Ministerio de Economía.

En la composición de la producción boliviana, la industria manufacturera representó en 2017 el 18,6% del PIB, seguida por el sector de establecimientos financieros (14,3%), agropecuaria (13,8%) y el rubro de transporte y comunicaciones (12,8%).

Entretanto, los sectores extractivos (hidrocarburos y minería), que son los relacionados directamente al comportamiento externo, representaron el 12,1% del PIB en 2017.

La inversión pública también fue un importante actor para impulsar la demanda interna, porque en los últimos 12 años se incrementó en más de siete veces, de 629 millones de dólares en 2005 a 4.772 millones de dólares en 2017, y pasó de ser una variable de ajuste fiscal a constituirse en un eje importante para dinamizar la actividad económica del país.

EcoFinanzas