Al 19 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88028 Bs/euro: 7.78608 UFV: 2.28968 Peso Argentino/$us: 38.27090 Yen/$us: 112.51000 Real/$us: 3.90920 Oz.Troy Oro $us: 1,249.17000 Oz.Troy Plata $us: 14.63200

El índice industrial Dow Jones registró una caída de 724 puntos, lo que representa un 2.9%, luego de que el presidente Donald Trump firmara este jueves una orden ejecutiva para gravar las importaciones de China a EEUU.

Esta caída es el reflejo del temor de los inversores de que tras el anuncio de Trump, las tensiones comerciales se disparen entre Estados Unidos y China. Se trata de la mayor caída en las últimas seis semanas, según informes de Univisión.

Las empresas industriales y tecnológicas, que dependen en gran medida del comercio exterior, sufrieron algunas de las peores pérdidas. Las acciones de Boeing, Caterpillar y Microsoft, por ejemplo, cayeron bruscamente.

Esta caída se suma a la debilidad que durante la semana vienen registrando las acciones de Facebook y otras tecnológicas, producto del escándalo de la filtración de datos de unos 50 millones de usuarios de la red socialque la consultora Cambridge Analytica obtuvo para usarlos en favor de la campaña de Trump.

Los mercados vienen inestables desde hace varias semanas, un reflejo de las grandes noticias económicas que han habido como la imposición de aranceles al aluminio y acero importado que Trump anunció hace algunas semanas que se suma ahora al temor de una nueva guerra comercial nada menos que con China.

El gobierno anunció que se impondrán nuevos aranceles sobre las importaciones de China por un valor cercano a los 60,000 millones de dólares, algo que es visto por muchos expertos como e l inicio de una guerra comercial con el gigante asiático, la segunda mayor economía del mundo. Se trata de las primeras acciones del gobierno de Trump directamente impuestas al gigante asiático.

Bloomberg detalla que grupos empresariales de gigantes compañías como Walmart o Amazon han advertido que las tarifas anunciadas podrían provocar un aumento en los precios para los consumidores y perjudicar precios de las acciones.

Pekín, que aún no dio detalles de cuáles serán sus represalias, ha dicho que se defenderá. El embajador chino en Washington, Cui Tiankai, dijo este jueves que no temen una guerra comercial en una declaración que sonó a advertencia.

"No queremos una guerra comercial, pero no le tememos. Si alguien trata de imponernos una guerra comercial, ciertamente lucharemos y tomaremos represalias. Si quieren jugar rudo, jugaremos duro con ellos y veremos quién durará más", dijo el diplomático chino.

Las medidas en represalia podrían llegar con la colocación de aranceles sobre los productos agrícolas estadounidenses, como la soja, del que China es uno de los principales compradores.

El presidente no especificó qué productos fabricados en China estarían sujetos a un impuesto de importación estadounidense, pero dio 15 días a las agencias federales para que elaboren una lista que incluiría unos 1,300 productos. La lista propuesta incluirá elementos en tecnología y maquinaria aeroespacial, de información y comunicación.

EcoFinanzas