Al 18 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88106 Bs/euro: 7.78608 UFV: 2.28959 Peso Argentino/$us: 38.24570 Yen/$us: 112.76000 Real/$us: 3.90200 Oz.Troy Oro $us: 1,245.46000 Oz.Troy Plata $us:  14.65900

El profesor Payam AKhavan durante su intervención ante la Corte de La Haya sobre los hechos históricos, recordó que en 1975 Chile propuso a Bolivia una fórmula de negociar un corredor de 8 kilómetros en su larga franja marítima de 4.000 kilómetros.

Dijo que en 1904 Chile admite que adquiría el departamento del Litoral y ofrecía a Bolivia un acceso al mar dando por resuelta la disputa. Precisó que desde de 1879 hasta 2011, Chile ha protagonizado numerosos intercambios de criterios sobre el problema.

Akhavan indicó que el tema fue expuesto en foros internacionales de la OEA y la ONU, hasta que llegó el 14 de julio del año 2010,   cuando las partes acordaron soluciones factibles, pero no sucedió nada hasta la fecha.

Ante esa situación, Bolivia acudió el 2011 ante la OEA solicitando el restablecimiento inmediato de las negociaciones que se habían acordado un año antes.

En ese mismo año, el presidente Sebastián Piñera dijo que Chile no tiene desavenencias en la frontera, con lo que nuevamente se presentó el rechazo chileno, dejando a  Bolivia sin opción.

Manifestó que "Bolivia actuó con remarcable modestia pero la intransigencia chilena causa perplejidad". Indicó que Chile está en la obligación vinculante de negociar una solución a la demanda boliviana con una salida al mar.

Esto no es una teoría de última generación, sino de negociar de buena fe, bajo el concepto del derecho internacional. Las promesas incumplidas no se pueden reducir a un capricho diplomático, a un placer y asumir una actitud de evasión, acotó.

Dijo a los miembros del jurado que esta demanda no es un ejercicio diplomático ni posturas políticas, sino que Bolivia ha sufrido una serie de causas, donde “Chile no puede barrer la alfombra ante una causa de reclamo que será constante”, expresó.

Recordó que en 1979 durante el Abrazo de Charaña, el ministro de Relaciones Exteriores chileno respaldó la idea de que Bolivia pueda entrar al mar sin pedir permiso,  por lo que ahora Bolivia pide respetar esa obligación de negociar y que se destruya la muralla de la falta de entendimiento.

Aseguró que en repetidas ocasiones, Chile prometió hallar solución para que Bolivia tenga acceso soberano al mar y por ello el Estado boliviano levantó la necesidad de encontrar una solución y Chile respondió que sus promesas no tienen efecto legal alguno.

EcoFinanzas