Al 17 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88449 Bs/euro: 7.75588 UFV: 2.28950 Peso Argentino/$us:38.16130 Yen/$us: 113.28000 Real/$us: 3.91350 Oz.Troy Oro $us: 1,239.29000 Oz.Troy Plata $us: 14.59330

Hans Montaño Núñez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

La temporada de intensas lluvias dejan secuelas en Bolivia, tanto en pérdidas de vidas humanas como también daños económicos de magnitud. Los departamentos de Cochabamba, Oruro, La Paz, Santa Cruz y Chuquisaca han visto afectadas extensas áreas agrícolas por las inclemencias climáticas.

La Cámara Agropecuaria de Cochabamba reportó que las inundaciones dañaron 6.300 hectáreas de cultivo y generaron una pérdida estimada de alrededor de 70 millones de bolivianos, reportó radio Pío XII de la Red Erbol.

El presidente, Jhasmani Medrano, precisó que en el trópico cochabambino hubo pérdidas de banano y palmito de 1.500 hectáreas; en el Valle Bajo las daños para floricultores, horticultores y otros sumaron 2.300 hectáreas; mientras que el Valle Central las pérdidas son de 2.500 hectáreas.

El directivo pidió ayuda al Gobierno central y al Departamental. Indicó que se necesita reinversión económica para tareas relativas a la siembra, semillas e insumos para el ganado.

En el caso de los lecheros, Medrano señaló que la producción suele ser de 340.000 litros por día, pero esa cifra bajó a 290.000 litros, lo cual implica una pérdida diaria de medio millón de bolivianos.

En el municipio de Colcapirhua, los desbordes dejaron en la última semana el saldo de 15 casas derrumbadas y cerca de 340 inmuebles y 300 hectáreas de cultivos inundados en el municipio de Colcapirhua de Cochabamba, informó el lunes el alcalde de esa región, Mario Severich. Los cultivos afectados pertenecen a la producción local de maíz, tomate, alfalfa y avena; de unas 32 comunidades.   

"De estas 300 (casas), 180 están en el Distrito E y 120 en los distritos B y C. De las 180 en el Distrito E se han desplomado 10 viviendas y otras 20 han sufrido daños (...). Este fin de semana colapsaron tres en Piñami, sobre la avenida Capitán Ustariz y otras dos en la zona de Sumumpaya. Se han inundado también alrededor de 40 casas", informó a ABI. Detalló que el primer desborde de un canal se registró hace una semana en el sector conocido como La Florida, cuya capacidad es de ocho metros cúbicos por segundo y recibió 12 por causa de una copiosa lluvia.

 Explicó que el problema se complicó porque las aguas arrastraron troncos y raíces que taponaron un puente, que es parte de la avenida Blanco Galindo, que tuvo que ser destruido. "Se han inundado dos kilómetros de viviendas sobre la avenida Blanco Galindo", señaló.

Agregó que las inundaciones más recientes se registraron el sábado pasado, con el desborde del río Chijllawiri y el canal Colquemayu, resultado de una copiosa lluvia. Para agravar la situación en Cochabamba, la represa La Angostura está a metro y medio de llegar a su tope, según el alcalde de Tolata, del municipio de Abierto de Cochabamba, Walter Vargas, quien informó que falta un metro y medio para que la represa de La Angostura pueda llegar a su tope de 88 millones de metros cúbicos de agua. 

“La Angostura está apunto de llenarse, solo falta un metro y medio para que llegue a su límite  toda la represa y estaría a punto de rebalsar”, informó. Sin embargo, algunos sectores de cultivos de maíz, papa y alfares, que están a los alrededores de la represa se vieron afectados por la crecida del agua.

Asimismo, Vargas manifestó que de persistir las constantes lluvias podría rebalsar y perjudicar las cosechas. El agua de la represa es comúnmente utilizada para el riego de cultivos de maíz en los municipios de Abierto y Tolata, también beneficia a Cercado, Tiquipaya y Quillacollo.

En Santa Cruz, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) estimó una disminución en la producción soyera de aproximadamente 400.000 toneladas (t) y más de 40.000 hectáreas (ha) perdidas en la zona norte, a causa de las inundaciones por desbordes de ríos. En términos económicos, las pérdidas ascienden a $us 120 millones.

Para mayores complicaciones, la superficie afectada o que está bajo agua es de más de 80.000 hectáreas de soya en tamaño grande; provocando una baja productividad. Según Anapo, la disminución en producción de estas áreas es de 92.000 toneladas.

Los municipios damnificados son: San Pedro, Fernández Alonso, San Julián, El Puente, Guarayos, Yapacaní y Santa Rosa del Sara en el naciente del Río Grande, donde se han destruido los defensivos. También hay comunidades afectadas como Limoncito, 19 de agosto, Primavera, Bajío, Los Sueños y El Carmen. En estas zonas la soya reducirá el potencial de rendimiento.

El gerente general de la CAO, Edilberto Osinaga, las pérdidas ascienden a 50.000 hectáreas de cultivos de soya, arroz y maíz. No obstante, garantizó el abastecimiento interno.

Chuquisaca

En Chuquisaca, el gobernador Esteban Urquizu, informó el lunes que hasta el momento se reportaron 7.151 familias afectadas por las granizadas, lluvias, riadas e inundaciones, registradas desde enero, en más de 20 municipios de ese departamento.

"A la fecha, de los 29 municipios de Chuquisaca, más de 20 municipios, 285 comunidades y 7.151 familias están afectadas", informó en conferencia de prensa.

Precisó que fueron afectadas al menos 7.000 hectáreas de cultivos agrícolas y frutícolas de ají, maíz, trigo, frejol, papa, haba, hortalizas, cebolla, maní, durazno, manzana y uva, entre otros. Urquizu informó que la Dirección de Prevención y Atención del Riesgo dispone de 8 millones de bolivianos para atender esas contingencias.

La Paz

En el departamento de La Paz, las comunidades de Cohana, en alrededores del lago Titicaca, pidieron a las autoridades nacionales y departamentales que les envíen ayuda humanitaria, debido a que las lluvias generaron riadas e inundaciones que afectaron sus sembradíos y algunas casas. Informaron que en estos desastres una persona perdió la vida.

Según la nota que enviaron al Ministerio de Defensa para pedir la colaboración, las comunidades son Pacollo, San Pedro, Cohana Grande, Tacachi, Pampa Cohana, Puerto Jajachi y Quircoha.

El dirigente Mario Sillerico indicó que en el cantón fueron afectadas de manera directa alrededor de 300 familias en sus sembradíos, pero también hay casas que sufrieron el desplome de algunas habitaciones.

Las comunidades de Cohana sufrieron primero la crecida de las aguas de la cuenca del Río Katari, nutridas con aguas turbias que salen del municipio de El Alto. A eso se sumó granizadas y lluvias registradas el sábado 10 de febrero y el jueves 15.

Se dañaron cultivos de papa, haba, choclo, cebada, avena y otros. Sillerico señaló que por hectárea cada productor pierde unos 500 bolivianos. 

Un fallecido

Según los dirigentes, el 13 de febrero en Cohana se registró el fallecimiento de Raymundo Huallpa Mendoza, cuyo cuerpo fue encontrado flotando en el lago. Se presume que Huallpa estaba intentando salvar la producción de cebada que estaba sumergida, pero el frío intenso del lugar hizo que perdiera las fuerzas y sea vencido por el agua.

Gobierno

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó de que las intensas lluvias e inundaciones en el país solo afectaron al 2% de la producción de 3,6 millones de hectáreas de cultivos y garantizó el abastecimiento interno de alimentos.

Según esa autoridad, los desastres naturales afectaron 40.000 hectáreas de las 3,6 millones cultivadas en el país. 

"Lo que tiene que entender la población es que a pesar de estas afectaciones, que son menos del 2 por ciento, no va haber ningún desabastecimiento, está garantizada la distribución para toda la población (...), la población tiene que estar tranquila", dijo a los periodistas.

Cocarico señaló que la mayor afectación se reportó en la producción de arroz, en los municipios Yapacaní, San Juan y Santa Rosa del departamento de Santa Cruz; no obstante aseguró que el abastecimiento de ese producto está garantizado.

    "Tampoco tendremos desabastecimiento de pollo, les explicábamos (a los productores) que para el pollo la torta de soya no va a disminuir (a pesar de la afectación en los cultivos), porque nosotros consumimos una mínima cantidad (de soya), no hay ninguna posibilidad que haya desabastecimiento", explicó.

EcoFinanzas