Al 12 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88331 Bs/euro: 7.76624 UFV: 2.28905 Peso Argentino/$us: 37.81560 Yen/$us: 113.43000 Real/$us: 3.89940 Oz.Troy Oro $us: 1,242.02000 Oz.Troy Plata $us: 14.55300

La crisis económica en Venezuela, que se expresa en una gran escasez de alimentos y medicamentos, no está dejando muchas opciones a los que viven bajo el régimen de Nicolás Maduro. Los saqueos a supermercados, en los que esta semana murieron cuatro personas, son cada vez más frecuentes. Y ahora, como en Cuba no hace mucho, también hay balseros que arriesgan sus vidas en el Caribe. El miércoles murieron cuatro intentando escapar de la crisis.

Félix Velásquez volvió ayer viernes a su casa con las manos vacías luego de recorrer cuatro supermercados, una semana después de que Maduro obligara a bajar los precios de algunos productos en un escenario de hiperinflación desbocada y múltiples protestas por comida.

"La rebaja de precios fue una cortina de humo, no sirvió de nada", contó este carpintero de 64 años, mientras hacía fila en un local en el este de Caracas. "La gente está muerta de hambre, no hay comida", se quejó Félix, quien debe estirar un salario mínimo de 797.510 bolívares (238 dólares a la tasa oficial y cinco dólares a la del mercado negro). "En mi casa tengo plátano (bananas), nada más", dice.

Pasillos solitarios y anaqueles desnudos reciben a los compradores. En las refrigeradoras quedan algunas bandejas con cerdo y jamón. Vegetales como cebolla y zanahoria, escasean. Tampoco hay legumbres. Con golosinas, agua mineral, condimentos y envases plásticos se busca disimular hileras de estantes vacíos, según un reporte de El País.

El pasado fin de semana cientos de compradores se aglomeraron tras la baja de precios ordenada por la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundee) a unos 200 supermercados, argumentando que especulan con los productos.

Esta decisión causa "pánico" y "dudas de cómo reponer inventarios si las reglas no están claras", indicó a la AFP la economista Tamara Herrera.

A la carencia de alimentos, se suma una espiral hiperinflacionaria que pulveriza el sueldo. El salario mínimo —que Maduro aumentó seis veces en 2017— alcanza para un kilo de carne y un cartón de 30 huevos.

El FMI proyecta una inflación de 2.350% en 2018. Según el Parlamento, de mayoría opositora, Venezuela cerró 2017 con una inflación de 2.616%.

Los empresarios afirman que el control de cambio —vigente hace 15 años y mediante el cual el gobierno monopoliza las di-visas— provocó la escalada de precios.

Maduro, que atribuye la debacle a "una guerra económica" y al "bloqueo", ordenó hace un año la venta de alimentos subsidiados en barrios pobres, en un programa llamado "Clap", con lo que asegura llega a más de seis millones de familias. "Son medidas populistas en un escenario electoral, que generan un ambiente confuso", mientras el venezolano "está alimentándose mucho peor", dijo a AFP el economista César Aristimuño.

Saqueos.

En los últimos días se multiplicaron las protestas por comida. El jueves hubo saqueos en el estado de Mérida. Un diputado opositor por ese estado, Carlos Paparoni, dijo que cuatro personas murieron en medio de los saqueos. "Los resultados de estas acciones: 4 muertos, entre ellos un menor de edad, 10 heridos y varios detenidos", agregó.

Según el gobernador de Mérida, Ramón Guevara, las cuatro personas murieron por disparos de bala desde vehículos "que andan armados disparando" y aseveró que las víctimas no participaban "directamente" en ningún saqueo ni protesta.

Testigos describieron cierres de carreteras, disturbios y el asalto a dos predios ganaderos, donde decenas de vacas fueron sacrificadas por una muchedumbre.

"La gente bajó a un centro donde había almacenada comida y garrafas de gas, tiraron los portones y saquearon harina, arroz, aceite", dijo Zuley Urdaneta, un veterinario y agricultor de Tucaní, quien agregó que un supermercado gubernamental también fue desvalijado. "Este desbordamiento es producto de las clases sociales más desposeídas (...) Esto llegó al límite", remarcó por su parte el gobernador Guevara.

Balseros.

Los familiares de los cuatro venezolanos que murieron ahogados el miércoles frente a las costas de Curazao cuando intentaban llegar a la isla, solo han podido identificar los cuerpos a través de fotografías de la prensa de este territorio que pertenece a Holanda.

La semana pasada, Maduro ordenó el cierre de las comunicaciones con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, bajo el argumento de que en ellas operan contrabandistas "que dañan la economía" de Venezuela.

Estimaciones no oficiales apuntan que más de 5.000 venezolanos están sin permiso en Bonaire y otros 20.000 en Curazao. La primera ministra de Aruba, Evelyn Wever-Croes, estimó recientemente que de una población de poco más de 100.000 personas que viven en esa isla, 12.000 son venezolanos en situación irregular.

El régimen y la oposición negocian en Dominicana

El régimen y la oposición venezolana retomaron ayer viernes un diálogo en República Dominicana con miras a superar la aguda crisis que azota al país. La última ronda de negociaciones, a fines del año pasado, fracasó.

El presidente dominicano, Danilo Medina, encabeza la mesa de negociación, compuesta también por representantes de Chile, México, Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas. "La Mesa de Unidad Democrática (coalición opositora) asiste al encuentro de buena fe, a buscar un camino que permita a los venezolanos construir una ruta hacía el futuro", dijo el diputado Luis Florido, miembro del equipo opositor.

Entre las principales demandas, la oposición busca garantías para participar en los comicios presidenciales de 2018 que todavía no tienen fecha, la apertura de un canal humanitario para mitigar la escasez de alimentos y medicinas, la liberación de un centenar de presos políticos y la restitución de las facultades del Parlamento, sustituido en agosto por el presidente Nicolás Maduro por una Asamblea Constituyente integrada exclusivamente por adherentes al régimen.

EcoFinanzas