Al 25 de junio de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.85741 Bs/euro: 8.00084 UFV: 2.26787 Peso Argentino/$us: 27.02820 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.77840  Oz.Troy Oro $us: 1,270.01000 Oz.Troy Plata $us:  16.45650

Según el Banco Mundial, el crecimiento de la economía mundial se acercará al 3,1 por ciento en 2018 después de un 2017 mejor de lo previsto, dado que continuará la recuperación de la inversión, las manufacturas y el comercio. En lo que respecta a Bolivia, el organismo señala que la economía seguirá perdiendo dinamismo en los siguientes años debido a que descenderá su porcentaje de crecimiento y por las turbulencias políticas y desastres naturales.

Las proyecciones del organismo multilateral en torno al futuro comportamiento de la economía del país fueron publicadas ayer, en el documento Perspectivas Económicas Mundiales 2018.

Las estimaciones muestran que el país no será líder en crecimiento de la región. Paraguay está actualmente en esa situación, a pesar que Bolivia estará este año entre las naciones con mayor crecimiento en la región.

Se espera que en las economías avanzadas el crecimiento se modere ligeramente hasta ubicarse en el 2,2 por ciento en 2018, a medida que los bancos centrales eliminen de forma gradual las iniciativas adoptadas después de la crisis, y el repunte de las inversiones se normalice. En los mercados emergentes y las economías en desarrollo en su conjunto, el crecimiento se consolidará hasta alcanzar el 4,5 por ciento en 2018, dado que la actividad de los países exportadores de productos básicos continuará recuperándose.

Se espera que el crecimiento de la región se acelere a un 2 por ciento en 2018 y un 2,6 por ciento en 2019. De acuerdo con las previsiones, el fortalecimiento del consumo y la inversión privados, especialmente en países exportadores de productos básicos, impulsarán el crecimiento.

En Brasil, se espera que el crecimiento repunte al 2 por ciento este año, a medida que las mejoras de las condiciones laborales y la baja inflación impulsen el consumo privado, desaparezcan los efectos residuales de la recesión y las condiciones de política respalden más la inversión.

Se prevé que Argentina crecerá un 3 por ciento con la ayuda de la inversión en infraestructura. Los esfuerzos de recuperación tras las inundaciones, realizados a principios de 2017, deberían impulsar el crecimiento en Perú, que podría aumentar al 3,8 por ciento este año.

Se anticipa que Colombia alcanzará un 2,9 por ciento de crecimiento debido al consumo privado, la recuperación del crecimiento de las exportaciones y reformas estructurales para mejorar la competitividad.

Según las estimaciones, Chile crecerá un 2,4 por ciento, debido a que el aumento de los ingresos disponibles, las exportaciones de la minería y las condiciones financieras respaldarán el aumento del consumo y la inversión.

El crecimiento de México se pronostica que repuntará al 2,1 por ciento en 2018 y al 2,6 por ciento en 2019 debido a una recuperación en las inversiones, a medida que se diluya la incertidumbre en torno al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y al resultado de las elecciones presidenciales de julio.

La reconstrucción tras el paso de los huracanes en el Caribe debería permitir una recuperación del crecimiento en esta subregión y llegar a un 3,5 por ciento en 2018. Riesgos: El crecimiento de la región está sujeto a considerables riesgos de desaceleración.

La incertidumbre política en países como Brasil, Guatemala y Perú podría frenar el crecimiento. Las perturbaciones generadas por desastres naturales, efectos secundarios negativos provenientes de alteraciones en los mercados financieros internacionales o un aumento del proteccionismo comercial en Estados Unidos, además de un mayor deterioro de las condiciones fiscales de cada país, podrían perjudicar el crecimiento de la región.

EcoFinanzas