Al 19 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88028 Bs/euro: 7.78608 UFV: 2.28968 Peso Argentino/$us: 38.27090 Yen/$us: 112.51000 Real/$us: 3.90920 Oz.Troy Oro $us: 1,249.17000 Oz.Troy Plata $us: 14.63200

Hilton Heredia García/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La deuda externa pública de mediano y largo plazo llegó a $us 9.108 millones, al 30 de noviembre de este año, lo que representa el 24,8% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, cifrado en más de 36.700 millones, informó este lunes el Banco Central de Bolivia (BCB).

Según un boletín del BCB, ese porcentaje de deuda, respecto al PIB, está muy por debajo del límite internacional del 50% establecido por la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

De esa deuda, el desembolso fue de $us 2.042 millones que fueron destinados a la ejecución de importantes proyectos que contribuyen al desarrollo económico y social del país, destacó el ente emisor en un boletín institucional.

Por sector económico y proyecto de destino de la deuda, el Banco Central remarca la emisión de bonos soberanos cuyos montos de deuda adquiridos serán destinados a proyectos de inversión pública, como infraestructura, programa de fortalecimiento de la gestión del medio ambiente y recursos naturales o la construcción de las carreteras Rurrenabaque - Riberalta y San Borja - San Ignacio de Moxos, entre otros.

Por otra parte, informó que al 30 de noviembre de este año, la deuda multilateral de Bolivia llega a 6.066 millones de dólares; la bilateral a 761,8 millones y los títulos de deuda ascienden a $us 2.000 millones.

 

Analistas ven falta de transparencia

El economista Teófilo Caballero afirma que no es malo endeudarse o endeudar al país, pero el problema es porqué nos endeudamos?,  para que nos endeudamos? Cuál es el costo del endeudamiento?.

“El gran problema del Gobierno es que está endeudando a Bolivia en megaproyectos que no son transparentes en manejo financiero. Por ejemplo, hay un endeudamiento directo con China que bordea los Sus 1.300 millones a tasa variable. Este endeudamiento es para contratar empresas chinas con el mismo crédito”, señaló.

El experto agrega que más bien se debería proceder a licitaciones internacionales como se hacía en los anteriores gobiernos.

Hoy las adjudicaciones directas por parte del Gobierno se han hecho norma.

“Estamos endeudando a Bolivia en proyectos que no son transparentes ni tienen la supervisión como es el caso cuando Bolivia se presta plata del Banco Mundial. Lo que pasa en estos temas es que los gobiernos pasan, las deudas suben y los ciudadanos lo pagan con su futuro hipotecado”, acotó.

Por su lado, el economista Gary Rodríguez refirió que no está mal que un país incurra en deuda cuando se trata de invertir, sobre todo en infraestructura, en función de la competitividad sistémica que es urgente para que una parte muy importante de la economía, como es el comercio exterior, mejore su performance, especialmente por el lado de las exportaciones.  

“No hay que olvidar que este año será el tercero consecutivo con un déficit comercial, lo que debilita la posición de nuestras RIN. El monto reportado por el BCB como deuda externa representa un 27% del PIB, cifra que todavía es manejable; en todo caso, aparte del monto, importa también el plazo y la tasa de interés a la cual se ha contratado; lo que hay que tomar en cuenta es que si bien el país crece aún, lo está haciendo a costa de un mayor endeudamiento y déficit fiscal, en tanto que su déficit gemelo, el comercial, complota en contra de un mayor crecimiento”, dijo Rodríguez.  

Por ello, sugiere que lo deseable sería un mayor endeudamiento que apunte a hacer crecer las exportaciones para que ingresen más dólares, suban las RIN y se genere más inversión privada y con ello más empleo e ingresos.

Wálter Morales, vicepresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, explicó que como proporción del PIB e incluyendo la porción interna, los ratios de endeudamiento del país no son preocupantes aún. Sin embargo, alerta por el elevado y creciente déficit fiscal que se debe ir financiando. Adicionalmente, indica que las inversiones que se han ido realizando con deuda si deben generar efectos positivos relevantes.

EcoFinanzas