Al 17 de diciembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88449 Bs/euro: 7.75588 UFV: 2.28950 Peso Argentino/$us:38.16130 Yen/$us: 113.28000 Real/$us: 3.91350 Oz.Troy Oro $us: 1,239.29000 Oz.Troy Plata $us: 14.59330

Efraín Varela Mendoza / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. >

La directora general ejecutiva de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia, indicó este lunes en el marco de la presentación del Informe de Rendición de Cuentas, en Santa Cruz, que es preocupante el comportamiento de los créditos para el segmento de la pequeña y mediana empresa (Pyme), comparado con el ascendente desempeño del microcrédito, de vivienda y el crédito empresarial.

“Nos preocupa el comportamiento de la cartera de créditos de la banca Pyme. Ahí sentimos que tenemos que trabajar en alguna regulación que incentive en todo caso el crédito a este segmento”, manifestó Valdivia.

La cartera de créditos hasta el 30 de octubre de este año alcanzó a Bs 149.171 millones, de los cuales Bs 20.314 corresponden a los créditos pyme, mientras que el microcrédito es más del doble (Bs 46.745 millones), el empresarial alcanza a cerca de Bs 30.000 millones y el de vivienda es de Bs 37.348 millones. El crédito de consumo sigue siendo el más bajo (15.274 millones).

Hace más de un año y medio, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) observó que la cartera pyme era la que menor crecimiento registraba desde 2014 y que la formalización exigida para optar a estos créditos significó que su crecimiento en torno a 23% en promedio entre 2011 y 2013, se vea disminuido hasta menos del 1%.

“Hay un comportamiento estable de la cartera, pero no ascendente ni positivo como han tenido los otros segmentos. Nos gustaría que el financiamiento a este segmento sea mayor”, expresó Valdivia y agregó que este comportamiento va ameritar también de un análisis, de una evaluación técnica desde el regulador y supervisor a efectos de poder incentivar la cartera dirigida a este segmento.

Explicó que hoy en día las entidades financieras exigen mayores requerimientos para el acceso al crédito Pyme. Uno de ellos es, por ejemplo, el tema de la formalidad, es decir, que las empresas tengan un NIT en el Servicio de Impuestos Nacionales, “creemos que eso ha podido tener un poco de incidencia”, manifestó la directora general de la ASFI.

Según el histórico de la cartera por tipo de crédito, en los últimos siete años (de septiembre de 2010 a octubre de 2017), la cartera Pyme creció un 102%, por debajo del crecimiento de las carteras de créditos de vivienda (330%), microcrédito (320%) y empresarial (240%).

Casas de empeño, bajo la lupa

En la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas de la presente gestión, la directora de la ASFI también indicó que a partir del 2 de enero del 2018 la ASFI realizará un censo de las casas de préstamo que opera a nivel nacional.

“Este empadronamiento todavía no va a significar que estén bajo el control de la ASFI. Una vez concluida esta etapa del censo va haber una segunda fase en la cual vamos a establecer unos requisitos mínimos a efectos de que también las casas de préstamo puedan manifestar su predisposición de adecuarse y estar bajo el control de la regulación y finalmente hasta obtener su licencia de funcionamiento”, explicó Valdivia.

La ciudadanía que acude a prestarse de entidades no autorizadas por ASFI está asumiendo un riesgo. “No nos vamos a cansar de alertar a la población para que verifique, si va acceder a un crédito tiene que hacerlo de una entidad que tenga licencia de funcionamiento de ASFI, no es suficiente que esté en proceso de adecuación”, dijo.

EcoFinanzas