Al 22 de abril de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.89039 Bs/euro: 7.70449 UFV: 2.29995 Peso Argentino/$us: 41.85650 Yen/$us: 111.96000 Real/$us: 3.92630 Oz.Troy Oro $us: 1,274.64000 Oz.Troy Plata $us: 14.99410

 

Si esperó con paciencia. Si logró mantenerse inamovible ante el primer descuento y no se tentó. Si aguantó el segundo y siguió firme, ahora sí. Este es el momento. Y no dude porque seguramente se lo sacarán de las manos y el invierno se acaba.

Las liquidaciones llegaron a ritmo desparejo y con precios en los que resulta difícil encontrar la verdadera rebaja . Pero en medio de esa ensalada de etiquetas, no hace falta buscar mucho para encontrar: Varias marcas están dispuestas a sacarse todo de encima y están rematando prendas con precios que llevan hasta cuatro descuentos .

Ayres es una de las que optó por esta liquidación “escalonada” . En sus locales, por ejemplo, una pollera de seda que arrancó el invierno a 248 pesos, bajó a 144, después a 134 y finalmente se está vendiendo a 114.

En Tramando, del diseñador Martín Churba, ocurre lo mismo. El mismo vestido que salió al mercado a 580 pesos, bajó a 406 y hoy se consigue a 290, es decir, justo a mitad de precio.

Los descuentos van del 20 al 50 por ciento, pero antes de dejarse tentar hay que pensar un poco. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la temporada de invierno arrancó con los precios en alza . Para cubrirse de la inflación y el “festival de descuentos”, la ropa vino un 25 por ciento más cara que el año pasado.

Vicente Lourenzo, vicepresidente de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), sostiene que con la inagotable oferta de promociones que ofrecen tarjetas, bancos, empresas y clubes de compra, hoy resulta imposible saber de cuánto es realmente el descuento: “Esta fue una buena temporada y se mantuvo el ritmo sostenido de crecimiento. por eso no se ve un descuento agresivo como otros años, como fue en 2009, y hay que mirar bien porque muchos descuentos son engañosos ”.

Uno de los más habituales es el que anuncia una rebaja de 50 por ciento en la vidriera pero en el local apenas se encuentra una prenda de la que ya no quedan talles. El resto, no supera el 30 por ciento.

Pero además de precios dudosos, las liquidaciones varían con sólo cruzar la General Paz. En el shopping Unicenter, en Martínez, las rebajas comenzaron un mes atrás, algo que está prohibido en la Ciudad de Buenos Aires, donde una ley establece que recién el 1 de agosto los comercios pueden comenzar con las liquidaciones de invierno.

Inés Abejón, personal shopper y dueña de la agencia Wow, está segura de que, de todos modos, siempre es una buena inversión salir a recorrer los percheros.

“Merece la pena comprar en rebajas siempre teniendo en cuenta lo que nos hace falta o lo que quisimos toda la temporada pero no nos permitimos ”, dice.

Y recomienda, primero ir por los básicos que hagan falta, como camisa blanca o pantalón negro . En segundo lugar, se puede aprovechar a comprar las prendas caras y de calidad que son imposibles a comienzo del invierno como un tapado o “unas botas negras que van con todo”. Y por último, Abejón sostiene que este es el mejor momento para desquitarse con eso “que nos gustó toda la temporada y ahora nos lo podemos permitir porque esta mas barato”.

Consumo