Al 15 de octubre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.86520 Bs/euro: 7.92880 UFV: 2.28491 Peso Argentino/$us: 36.68520 Yen/$us: 112.21000 Real/$us: 3.78100 Oz.Troy Oro $us: 1,217.94000 Oz.Troy Plata $us: 14.61800

 
Un farmacéutico busca un medicamento indicado en una receta en Barcelona.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicó ayer un estudio tras el que acusa a las farmacias de mala praxis y de dar una atención deficiente. El trabajo se ha realizado visitando 100 oficinas de 10 ciudades y planteando en todos los casos una misma cuestión: que les vendieran ibuprofeno.

El resultado fue que en el 70% de las farmacias les ofrecieron la presentación de 600 miligramos, que es la de más cantidad en el mercado; en el otro 30% ofrecieron una dosificación menor (400 miligramos), pero, después de insistir, también facilitaron el de 600 miligramos.

El producto utilizado en esta prueba, un antiinflamatorio de uso muy frecuente, tiene una característica especial: se puede vender sin receta cuando se van a tomar hasta 1.200 miligramos al día, pero la Agencia Española del Medicamento establece que debe haber una prescripción del facultativo para cantidades superiores. Como la pauta más frecuente es que se consuma una cápsula cada ocho horas, con las de 600 miligramos se llega a 1.800. Por eso la OCU interpreta que hay una falta de control de las farmacias.

Además de este detalle, los supuestos pacientes de la organización de consumidores apreciaron otras anomalías. Por ejemplo, el ibuprofeno tiene, incluso a las dosis recomendadas (un máximo de 1.200 miligramos al día en general, tres cápsulas de 400) efectos adversos e interacciones (aumenta algo el riesgo de infarto tomado en dosis altas, no se recomienda su uso por embarazadas, interacciona con otros medicamentos frecuentes como anticoagulantes, diuréticos, antihipertensivos). Pero en solo 2 de las 100 farmacias preguntaron quién lo iba a consumir y para qué.

La OCU afirma que ha enviado este resultado al Consejo General de Colegios de Farmacia, y les pide que se establezcan protocolos en la atención a los usuarios para que pregunten quién va a tomar la medicación que venden y sus circunstancias.

El estudio es un toque de atención más sobre los problemas de la implantación de la denominada atención farmacéutica. Esta busca que las boticas no solo vendan productos, sino que sean el primer contacto de los habitantes con el sistema sanitario. El Consejo de Farmacéuticos siempre aduce que, con 22.000 oficinas, el farmacéutico es en muchos pueblos pequeños el profesional sanitario más cercano, y que en esos sitios el consejo del farmacéutico es habitual y clave.

El estudio de la OCU se ha hecho en 10 ciudades, donde los farmacéuticos tienen más difícil conocer a sus clientes porque hay mucha mayor oferta, y eso puede redundar en una atención menos personalizada.

Además, los farmacéuticos llevan años pidiendo acceso a las historias clínicas de los titulares de recetas, para poder hacer un seguimiento y control efectivo de la medicación que toman y sus posibles interacciones o contraindicaciones.

Consumo