Al 25 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88503 Bs/euro: 7.75115 UFV: 2.29815 Peso Argentino/$us: 41.79270 Yen/$us: 109.97000 Real/$us: 3.90790 Oz.Troy Oro $us: 1,313.57000 Oz.Troy Plata $us: 15.44030

 

Investigadores de la Northwestern University en Chicago (Estados Unidos) han descubierto que el consumo de café es capaz de modificar el metabolismo en sangre de más compuestos de los que se pensaba.

En concreto vieron que estos neurotransmisores encargados de entregar mensajes entre las células nerviosas disminuyeron su presencia después de tomar de 4 a 8 tazas de café al día, lo contrario que sucede después de consumir cannabis.

Además, según explican en un artículo publicado en la revista 'Journal of Internal Medicine', también observaron que con ese consumo de café también se podría facilitar la excreción o eliminación de esteroides, implicados en el tratamiento de algunas enfermedades como el cáncer.

"Son vías completamente nuevas por las cuales el café podría afectar a la salud", ha reconocido Marilyn Cornelis, principal autora de la investigación.

En su trabajo, Cornelis y su equipo utilizaron tecnologías avanzadas para medir cientos de metabolitos en muestras de sangre humana de 47 voluntarios que pasaron de estar un mes sin tomar café a beber cuatro tazas diarias durante 30 días, y ocho al mes siguiente.

En cada fase del estudio analizaron más de 800 metabolitos en la sangre y así vieron que los que pertenecen al sistema endocannabinoide disminuyeron con el consumo de café, de forma más significativa cuando se tomaban ocho tazas diarias.

La vía metabólica endocannabinoide es un importante regulador de la respuesta al estrés, ha explicado Cornelis, y algunos endocannabinoides disminuyen cuando hay estrés crónico.

"El aumento del consumo de café durante el período de prueba de dos meses puede haber creado suficiente estrés para desencadenar una disminución de los metabolitos en este sistema", según esta experta, que lo atribuye a una posible adaptación del organismo para intentar equilibrar de nuevo los niveles de estrés.

Pero el sistema endocannabinoide también regula una amplia gama de funciones, tanto la cognitiva como la presión arterial, la inmunidad, la adicción, el sueño, el apetito, la energía o el metabolismo de la glucosa.

"Esto hace que las vías endocannabinoides puedan tener un impacto sobre las conductas alimentarias", sugirió Cornelis, recordando algunos estudios que apuntan a los beneficios del café para controlar el peso o reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

"A menudo se ha pensado que esto se debía a la capacidad de la cafeína para aumentar el metabolismo de las grasas o los efectos reguladores de la glucosa de los polifenoles (productos químicos derivados de plantas, pero estos nuevos hallazgos que relacionan el café con los endocannabinoides ofrecen una alternativa que merece un mayor estudio", ha sentenciado.

Consumo