Al 15 de agosto de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88145 Bs/euro: 7.78263 UFV: 2.27741 Peso Argentino/$us: 29.71410 Yen/$us: 111.20000 Real/$us: 3.86250  Oz.Troy Oro $us: 1,194.38000 Oz.Troy Plata $us: 15.07260

El consumo masivo comenzó 2018 con malas noticias. En enero las ventas de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza registró una caída interanual del 2% en unidades y de esta manera se cortó la leve recuperación que habían mostrado las góndolas en los últimos meses.

De acuerdo la medición de la consultora Kantar Worldpanel, se trata del tercer enero con un arranque negativo para el consumo masivo. El dato más preocupante es que, comparado con enero de 2015, la canasta acumuló una contracción del 10% en volumen, refirió La Nación de Argentina.

"Después de tres meses de crecimiento y uno de estabilidad, los últimos anuncios y caída de las expectativas impactaron en los resultados de enero, y muestran que la canasta de consumo masivo va a tener un año desafiante", explica Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel Argentina.

Según el relevamiento privado, la baja del consumo en el primer mes del año se sintió con especial fuerza en el segmento socio-económico bajo superior, que cerró enero con una caída del 11 por ciento.

"La evolución de este grupo tiene un impacto directo en el total de la canasta. Estos hogares fueron históricamente el motor de crecimiento y tuvieron un nivel de consumo similar a los niveles altos y medios; incrementos en tarifas en servicios y transporte, inflación en ascenso, y paritarias todavía lejanas y sin claridad sobre ganarle a la inflación impactan directo en las posibilidades y perspectiva de este grupo determinante de la población", precisó Filipponi.

La contracara de este muy mal enero fue lo que pasó con los hogares de la base de la pirámide -conocidos como "bajo inferior" en la jerga de Kantar- que tuvieron un crecimiento en las ventas del 8 por ciento.

La vuelta de los almacenes

Por canales, el segmento más golpeado resultó el de los mayoristas. En los últimos dos años, este canal -liderado por cadenas como Makro, Vital, Yaguar y Maxiconsumo- se había convertido en el gran ganador del consumo masivo. Sin embargo, el segmento tuvo un enero para el olvido con una caída en las venta del 9 por ciento.

El único canal con números positivos fue el de los almacenes, lo que está en línea con la recuperación del consumo en los hogares más pobres. "El crecimiento del almacén sigue proviniendo de la recuperación en los hogares de menores recursos, que tienen al almacén como principal canal para sus compras de bebidas y lácteos", señaló Filipponi.

Consumo