Al 22 de febrero de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.81340 Bs/euro: 8.43373 UFV: 2.24598 Peso Argentino/$us: 19.91200 Yen/$us: 107.82000 Real/$us: 3.26260  Oz.Troy Oro $us: 1,324.14000 Oz.Troy Plata $us: 16.54170

La actual campaña comercial (2017/18) debería cerrarse con niveles récord de inventarios para el trigo y el maíz, tras unas cosechas mejores de lo previsto, según las últimas previsiones de la FAO.

“Los mercados mundiales de todos los principales cereales se mantienen equilibrados, con el respaldo de niveles récord de inventarios”, señala la última nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales. Se prevé que el ratio entre existencias y utilización –un indicador de suministros mundiales estables-, llegue a su nivel más alto en 16 años.

El índice de precios de los alimentos de la FAO se mantuvo apenas sin cambios en enero respecto al mes anterior, y casi un 3 % por debajo de su nivel de hace un año, según el informe de precios de los alimentos también publicado la semana pasada.

La producción récord lleva a una abundancia de suministros

El pronóstico actualizado de la FAO para la producción mundial de cereales el 2017 es ahora de 2 640 millones de toneladas, un 1,3 % más que en 2016 y un récord histórico.

La previsión se ha incrementado en 13,5 millones de toneladas desde diciembre, siendo los cereales secundarios responsables de la mayor parte de este aumento, debido en gran medida a la mayor producción de maíz prevista en China, México y la Unión Europea (UE).

La FAO elevó también sus previsiones de producción para el trigo el 2017, debido a las expectativas de mayores cosechas en Canadá y la Federación de Rusia; y para el arroz, tras una revisión al alza en China.

La utilización prevista de cereales en la temporada 2017/18 se incrementó igualmente, ya que ahora es un 1,4 % más que en 2016/17. La revisión al alza incluye un aumento notable en los cereales secundarios, cuyo uso para piensos alcanzará un máximo histórico gracias a las fuertes alzas proyectadas en Brasil, China, la UE y México.

Debido que se espera que la producción de cereales crezca más que la utilización, se prevé que las existencias suban por encima de sus ya elevados niveles de apertura, lo que permitirá un holgado ratio entre existencias mundiales y utilización del 27,7 %, el más alto desde 2001/02.

Mientras tanto, se espera que el volumen del comercio internacional se contraiga ligeramente para todos los principales cereales, excepto el maíz.

 

Consumo