Al 22 de febrero de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.81340 Bs/euro: 8.43373 UFV: 2.24598 Peso Argentino/$us: 19.91200 Yen/$us: 107.82000 Real/$us: 3.26260  Oz.Troy Oro $us: 1,324.14000 Oz.Troy Plata $us: 16.54170

Un alimento pasado de fecha no siempre entraña un riesgo para el consumidor. Para ello, debemos fijarnos en si el producto tiene fecha de caducidad o de consumo preferente. En el primer caso, el fabricante no puede garantizar la seguridad del producto pasada la fecha, mientras que en el segundo lo que puede verse afectado son las propiedades organolépticas (olor, sabor, textura...), pero no hay un riesgo para la salud.

La OCU ha recopilado diez alimentos con fecha de consumo preferente que pueden consumirse días o semanas después, «mientras no estén abiertos ni presenten signos de estar deteriorados». «Eso sí, puede que tengan peor sabor o textura», advierten.

-Yogures.

-Pan de molde.

-Patatas fritas y frutos secos.

-Bollos y galletas.

-Refrescos y alcohol.

-Pastas, arroces y legumbres.

-Mermelada y mantequilla.

-Embutidos y quesos curados.

-Sopas y salsas de sobre.

-Envases de tomate.

También encontramos alimentos que no tienen obligación de llevar ni fecha de caducidad ni de consumo preferente como las bebidas alcohólicas con una graduación superior a un 10% del volumen, las frutas y hortalizas frescas; el pan y bollería de consumo en 24 horas, el vinagre, la sal, el azúcar o los chicles. Que no la lleven no quiere decir que no se estropeen con el paso del tiempo.

En el caso de los vegetales frescos, la OCU afirma que se pueden comer si no están exageradamente pochas o deterioradas. «Es importante retirar las zonas podridas o enmohecidas, quitando un buen trozo a su alrededor, al menos un centímetro o incluso algo más», recomiendan.

Con la carne y el pescado no hay que jugársela porque se ponen malos rápidamente. No solo hay que desecharlos pasada la fecha de caducidad, también si no se han conservado a temperaturas adecuadas.

Consumo