Al 21 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87958 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29265 Peso Argentino/$us: 37.57000 Yen/$us: 109.76000 Real/$us: 3.75440 Oz.Troy Oro $us: 1,282.22000 Oz.Troy Plata $us:15.36590

Tras la marea humana que clamó la construcción de los puentes Urubó Village y Bicentenario y la declaratoria de una huelga de hambre indefinida por parte del alcalde de Porongo, Julio César Carrillo, este martes en la noche se masificó la extrema medida con una docena de huelguistas de esa comunidad hasta que la Alcaldía cruceña se comprometa a firmar un acuerdo que permita ejecutar dichas infraestructuras. La Alcaldía decidió abrir el diálogo y este miércoles a las 19:00 se sentarán en plena plaza 24 de Septiembre para discutir el asunto.

“Insisto, el alcalde Percy Fernández debe firmar un compromiso. Primeramente por la vida, por el progreso y el desarrollo. Porongo se tiene que unir con Santa Cruz y eso es con puentes. Si no lo hace seguiremos con las medidas", enfatizó Carrillo, que cumple su segundo día de huelga de hambre junto a varios dirigentes vecinales y transportistas. Los empresarios privados de Porongo también respaldaron el accionar de Carrillo.

La autoridad recordó que durante seis años han llevado adelante este proceso cumpliendo todos los requisitos que la comuna que lidera Fernández solicitó, desde el punto de vista ambiental, jurídico y de ingeniería. A ello se agrega que el puente Urubó Village también cumple con las principales exigencias del municipio y que además no le costará ni un solo peso a la Alcaldía.

Precisamente los dirigentes Marco Pérez (Transporte), Urbana Justiniano (vecina) y Róger Ramírez (comunitario) exigieron que la comuna cruceña debe avalar ambos puentes para que las radicales medidas sean suspendidas.

Por su lado, la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, lamentó la decisión del alcalde de Porongo, y consideró dicha medida de una “decisión 100% política" y que "el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra no va a actuar al calor de la electoralización de los temas metropolitanos y de sostenibilidad de la ciudad".

La respuesta de Carrillo no se dejó esperar: "Los puentes no son políticos, son una necesidad; es la vinculación, la unión entre dos municipios, no es político, o por lo menos yo no estoy en campaña".

Entre los huelguistas figuran Esther Bejarano, presidenta de la comunidad Terebinto; Elva Peralta, de la  comunidad Villa Guadalupe; la concejala Moira Vaca y Hugo Miserandino, Secretario de Comunicación. A ello se sumaron dirigentes vecinales y transportistas.

Por su parte, Sandra Velarde, secretaria de Administración y Finanzas del Gobierno Municipal, explicó que la institución está abierta al diálogo, pero aclaró que hay cinco comisiones que han analizado el tema de la interconexión entre ambos municipios. No obstante, dijo que el miércoles abrirán el debate.

“Más allá de todo esto, aparentemente parecería que el municipio de Santa Cruz no quiere permitir el progreso, nada menos cierto, desde un comienzo hemos dicho que estamos de acuerdo, pero en un lugar que sea adecuado técnicamente. Se ha recibido las recomendaciones de Medio Ambiente y ninguna de las empresas que han presentado sus estudios ha cumplido con las características exigidas. Segundo elemento, de acuerdo a las tablas de crecimiento, se establece que con un solo puente hasta el 2030 se puede abastecer la interconexión vial con Porongo”, aseveró Velarde.

En criterio de la funcionaria lo que debe debatirse es el lugar de construcción de los puentes; sin embargo, anticipó que lo mejor sería ejecutarlo uno altura del sexto o séptimo anillo en la zona norte y lo mismo en la zona sur. Además plantea pasos de nivel.

Construcción