Al 22 de octubre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.86911 Bs/euro: 7.89313 UFV: 2.28533 Peso Argentino/$us: 36.53850 Yen/$us: 112.57000 Real/$us: 3.71240 Oz.Troy Oro $us: 1,226.65000 Oz.Troy Plata $us: 14.63400

 

El senador Yerko Núñez denunció este lunes que a un año de la huida de la empresa española Corsan Corviam, el gobierno no logra identificar responsables de la contratación y el daño económico de 120 millones de bolivianos que se pagaron para la mala construcción para la carretera San Buenaventura-Ixiamas.

Dijo que la empresa española “salió por las narices del gobierno” tras abandonar dos proyectos en el departamento de La Paz y otro en el departamento del Beni, y otros dos mal construidos. Indicó que pidieron auditorías para identificar a los responsables, pero lamentablemente hace un año que no se conoce nada.

Explicó que por ese motivo presentó una petición de informe escrito para que el  ministro de Obras Públicas, Milton Claros pueda explicar si ordenaron las auditorias para establecer responsables del daño económico, refiere la agencia Erbol.

Recordó que el presidente Evo Morales anunció que iría a quejar a España contra esas empresas y lejos de aquello, el canciller Fernando Huanacuni dijo que estaba “saltando de una pata porque ya los españoles había pedido disculpas”.

Aseguró que la realidad de la carretera San Buenaventura-Ixiamas es una pena, se está cayendo a pedazos el 25% que se avanzó y  prácticamente ya no sirve y debe volver a construirse.

“Aquí hay responsables, ha pasado más de un año y ni siquiera hicieron mantenimiento a la carretera”, dijo al puntualizar que la carretera debe comenzar de cero.

Recordó que se le ha pagado cerca de 200 millones de bolivianos y ejecutaron boletas de garantía por alrededor de 80 millones y aún faltan recuperar  120 millones de bolivianos.

Indicó que la carretera virtualmente ya no sirve, las alcantarillas están botadas, la plataforma destruida y no hay ni mantenimiento en  San Buenaventura-Ixiamas de 120 kilómetros adjudicado con un costo de licitación de 137 millones de dólares.

Construcción