Al 26 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88410 Bs/euro: 7.75930 UFV: 2.29821 Peso Argentino/$us: 42.05400 Yen/$us: 110.02000 Real/$us: 3.85110 Oz.Troy Oro $us: 1,322.18000 Oz.Troy Plata $us: 15.53880

Luis Fernando López Julio / CEO Lola Group 

Luego de leer el libro “Las 10 leyes de la confianza” de Joel Peterson y David A. Kaplan, la confianza es un requisito fundamental no solo en la vida del ser humano entre su entorno más allegado, sino también en el circulo de confianza en una empresa.

El empresario debe generar confianza en su equipo y eso implica delegar, que los colaboradores tengan la capacidad de administrar su tiempo y ser eficientes, esto no significa que los colaboradores hagan el trabajo del jefe, él debe tener su propio rol, sino que debe saber ensamblar las piezas, para que el círculo de confianza sepa que lo que se está haciendo tiene un solo objetivo.

Dentro de una compañía, a mi parecer, a los colaboradores se les entrega un cheque de confianza, significa que ellos pueden y deben mantener el lado ético de las competencias, de la verdad y fundamentalmente de este círculo de la confianza, un valor que se lo trabaja entre el empresario y sus colaboradores, es un dueto, una labor en pareja.

Sin embargo, dentro del círculo de confianza de una empresa los colaboradores tienen un límite y eso no va a cambiar nunca, cuando el empleado ve que no esta ganando lo justo de acuerdo a sus responsabilidades o no se siente cómodo, ahí es cuando el círculo de confianza se empieza a romper. ¿Cómo se rompe? empiezan a buscar otro trabajo, crean un mal clima laboral, e incluso fuga de información a la competencia.

Sin embargo, lo que se debe procurar en equipo es generar una confianza recíproca, significa quererse y cuidarse mutuamente como a la familia y los amigos cercanos, esto es lo ideal, ¿se puede conseguir? Sí.

Cuando sucede lo contrario significa que el empresario no sabe alinear los objetivos de la gente, no sabe lidiar con una coyuntura de crisis y no sabe cómo plasmar la visión de la compañía, y por último, quizás se trata de una mala contratación. Por lo tanto, uno de los aprendizajes es contratar personal con el que crees que va haber reciprocidad en la confianza, personas buenas, de bien, aunque no dominen el tema para el cual están siendo contratandos, en esta época eso es secundario.

No existen fórmulas, pero considero que el trabajo del empresario es construir una confianza recíproca y descartar la pseudoconfianza.

En definitiva el empresario construye o destruye el círculo de confianza,  para lo primero, debe haber una alianza entre trabajadores y empresarios que ojalá permanezca en el tiempo.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Análisis