Al 21 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87958 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29265 Peso Argentino/$us: 37.57000 Yen/$us: 109.76000 Real/$us: 3.75440 Oz.Troy Oro $us: 1,282.22000 Oz.Troy Plata $us:15.36590

Luis Fernando López Julio / CEO Lola Group 

Entre los muchos roles que tiene la comunicación para el desarrollo, hay especialidades como la comunicación para el medio ambiente, cuyo objetivo fundamental es sensibilizar a la sociedad a través de estrategias, para que la gente tome conciencia de la importancia de este tema, desde el punto de vista de la efectividad, no tanto como moda o cliché. Es decir, convertir a la sociedad en verdaderos actores en beneficio del medio ambiente.

Para que eso ocurra es necesario que las instituciones que trabajan en este rubro conlleven estrategias de comunicación, primero a nichos interesados, ya que es 

más fácil realizar acciones efectivas con este grupo, que crear conciencia entre las personas que desconocen los problemas ambientales.

En definitiva, la comunicación también funciona para la comunicación ambiental, porque es más fácil rescatar personas comprometidas mal informadas, que personas que no conocen y que además están mal informadas. En marketing, dentro del ámbito específico de lo que son servicios o productos, conquistar a personas que ya conocen tu marca, es más fácil que hacerlo con gente que no tiene idea.

Por lo tanto, al igual que cualquier estrategia de marketing, también la comunicación para el medio ambiente, necesita una estrategia que conlleve acciones, objetivos, presupuestos, resultados, y que estos no solo sean cualitativos, sino que también puedan desarrollar polos de crecimiento en los lugares donde se están llevando a cabo las acciones.

En resumen, un plan estratégico de comunicación para el medio ambiente, tiene que estar absolutamente integrado con todas las herramientas del marketing moderno.

Si no hay una estrategia profesional en la comunicación para el medio ambiente, este tema siempre será cliché, moda. Sin duda es responsabilidad de todos, si no queremos que los resultados en 30 o 50 años sean todo lo contrario a lo que queremos.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Análisis