Al 19 de noviembre de 2018: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87642 Bs/euro: 7.82730 UFV: 2.28719 Peso Argentino/$us: 35.94090 Yen/$us: 112.82000 Real/$us: 3.73900 Oz.Troy Oro $us: 1,221.94000 Oz.Troy Plata $us: 14.40510

 

El analista económico, Daniel Atahuichi, identifica una caída de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en perspectiva, probable devaluación del boliviano y fomento de un creciente mercado paralelo del dólar.

La determinación del Banco Central de Bolivia (BCB) de suspender la venta de dólares a través de sus ventanillas, aparte de ser una medida administrativa, muestra la intención de evitar la salida de divisas ante la caída de las reservas internacionales netas (RIN), así como una probable devaluación de la moneda nacional dado que se encuentra fuertemente apreciado, afirmó el analista económico, Daniel Atahuichi. 

“Dentro de las funciones complementarias, el BCB es el agente financiero del Gobierno, y este agente está restringiendo la venta de dólares. No es cualquier institución, y ha adoptado la decisión de no vender dólares y en aquellas entidades financieras donde tenga mayor participación accionaria”, señaló a ANF.

De acuerdo a la resolución del directorio del BCB N° 157/2018, que fue suscrita el pasado 23 de octubre y entró en vigencia a partir del 1 de noviembre, el ente emisor ya no realizará la venta directa de dólares al público, ni tampoco las entidades financieras con mayoría accionaria del Estado; es decir, el Banco Unión. Sin embargo, la banca privada y las casas de cambio de todo el país continuarán operando con dólares.

“Hay que ver la resolución como una señal de que las reservas internacionales se están reduciendo; desde el 2017 a agosto de 2018 ha caído más de $us 1.000 millones, dato elocuente; de $us 10.261 millones a $us 9.074 millones (…). La otra señal es que la moneda del peso boliviano está sumamente apreciada; el Estado se ha encargado de mantenerla a un tipo de cambio fijo de 6,96 (al cambio en dólar) desde el 2008 a la fecha”, afirmó.

Según estimaciones –dijo Atahuichi- la moneda boliviana estaría apreciada aproximadamente en un 25% en función de la política monetaria denominada “bolivianización”, que está fuertemente vinculada a las reservas internacionales netas. Sin embargo, observó que los años de bonanza terminaron y asistimos a un periodo en la caída de las reservas, lo cual no coincide con la apreciación de la moneda nacional.

Análisis