Al 20 de marzo de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88082 Bs/euro: 7.78820 UFV: 2.29785 Peso Argentino/$us: 40.52560 Yen/$us: 111.40000 Real/$us: 3.79080 Oz.Troy Oro $us: 1,306.80000 Oz.Troy Plata $us: 15.37290

Fernando Crespo Lijerón

Se ha mencionado en diferentes medios que actualmente existen en el municipio de Porongo y especialmente en la zona del Urubó, alrededor de 200 proyectos aprobados de diferente envergadura y objeto: inmobiliarios, residenciales, de equipamiento, de servicios y otros. Estos proyectos generan importantes fuentes de empleo a la sociedad en su conjunto: obreros de la construcción, ingenieros, arquitectos, personal de servicio, técnicos medios en las distintas ramas etc. Muchos de estos trabajadores son residentes y tributan en el municipio de Santa Cruz de la Sierra y se trasladan diariamente a la “banda del rio” a buscar el sustento para sus familias.

Como consecuencia de la postergación en la construcción de puentes sobre el rio Pirai, estas fuentes de empleo están siendo seriamente afectadas. Se conoce que varios proyectos están paralizados y algunos de ellos han reducido su personal a lo mínimo posible, dejando a muchas personas  desempleadas, a sus familias sumergidas en el desamparo y que se suman en muchos casos a los círculos de pobreza e informalidad.

Es evidente que nosotros estamos transitando en el sentido totalmente contrario a la senda natural. Mientras reclamamos una mayor participación del sector privado, para crear mayores y mejores fuentes de empleo, dinamizar la economía del país y lograr mayores niveles de desarrollo, algunas entidades públicas inexplicablemente se ocupan de poner trabas a emprendimientos privados, que si bien y con todo su derecho, estos empresarios buscan una justa rentabilidad a su inversión; vienen también a aportar con obras de utilidad pública y son generadores de importantes fuentes de empleo.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia Ronald Nostas, en su nota de opinión publicada por El deber el 10 de julio reciente, señala: “Los países como Perú y Paraguay, han logrado ritmos de crecimiento sostenido, gracias a la participación activa de sus sectores empresariales, apoyados por políticas publicas que promueven su desarrollo” y parafraseando al mismo señor Nostas en el citado artículo: “existen en nuestro país entidades públicas que construyen barreras a la inversión privada y lejos de aportar al bienestar de los bolivianos, pueden generar retrocesos que terminaran afectando la productividad, el empleo y la sostenibilidad de nuestro crecimiento”.

Estamos ante un problema social que se agudiza día a día, la economía de nuestro país no está precisamente en la época de bonanza experimentada en el decenio pasado. Es responsabilidad de todos sostener esta economía aún frágil, con medidas dirigidas a lograr un crecimiento sostenido y equilibrado, para el bienestar de todos. Las autoridades responsables deben tener una visión más amplia y ser conscientes de las consecuencias de determinadas actitudes y posiciones contrarias a una ruta natural y efectiva para el desarrollo.

Este aspecto es una más de las razones de gran contenido social, que justifica la toma de acciones consistentes e inmediatas.

 

* Fernando Crespo Lijerón

1575272 SC

Vecino de Porongo

Análisis