Al 20 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88199 Bs/euro: 7.77787 UFV: 2.29555  Peso Argentino/$us: 39.28070 Yen/$us:110.66000 Real/$us: 3.71460 Oz.Troy Oro $us: 1,339.71000 Oz.Troy Plata $us: 15.99090

Marcelo Vasquez Lema / Experto en Sistemas y Modelos de Gestión

Un delicioso café de media tarde hace un par de días en un acogedor local de Santa Cruz de la Sierra, con un par de amigos vinculados laboralmente con la electrónica, el marketing y la calidad derivó en un debate “express” sobre las competencias que deberán tener los “llamados a dirigir” las organizaciones nacionales en los próximos años. Un poco de experiencias personales, ilusiones y una “bola de cristal” nos acompañaron durante esos minutos.

Tocamos temas como la tecnología y la automatización de procesos relacionados con la atención al cliente, producción, logística, entre otros, en sectores como la comida rápida, el turismo, manufactura, por nombrar algunos; y como esta afectando de forma positiva en los tiempos de respuesta y calidad de los productos y/o servicios que se ofertan.

También conversamos sobre la nueva fuerza de jóvenes que serán parte de las empresas en el mediano plazo, quienes tienen una mentalidad y expectativa diferente que los profesionales actuales.  Por último, también conversamos sobre la importancia que se le está dando a la felicidad, innovación y creatividad dentro de la gestión organizacional.

Todo está cambiando tan rápido que lo que se enseña en los niveles de licenciatura y posgrado, relacionado con la dirección de empresas, rápidamente esta quedando obsoleto; sin mencionar que mucho de eso ya lo está hace mucho tiempo. Se tiene que cambiar el “Chip”, en especial en las empresas familiares, que hace pensar que “como se hizo así durante 20 años, y eso nos ha llevado a donde estamos, no tenemos porque cambiarlo” o “que lo que le afecta a otros sectores no nos llegará a nosotros”.

Lo cierto es que la velocidad de cambio actual no es la misma que hace dos o tres décadas atrás; además, todo lo que sucede en un sector termina repercutiendo directa o indirectamente en los demás.

Los directores o gerentes que sigan como credo las prácticas de “seguir con lo tradicional porque así funciono antes” probablemente se den cuenta que era necesario un cambio cuando ya sea demasiado tarde para “sacar a flote la nave”.

¿Qué cambios debe ir teniendo el liderazgo gerencial para los próximos años? Espero que nuestra bola de cristal no falle, pero es importante que en el corto plazo se tenga una mentalidad mucho más abierta y predispuesta al cambio continuo real (no solo del que decimos boca para afuera), que se enfoque mucho en fomentar una actitud positiva e innovadora en el personal y que se este dispuesto a encaminar a la organización a un proceso de autoaprendizaje constante.

Asimismo, se debe dirigir a la empresa hacia una venta de experiencias, acompañadas de buenos productos y/o servicios; y no al revés como se lo hace ahora. En especial por que hay tanta competencia, con productos y servicios con atributos tan similares, que lo que se buscará es una experiencia más que lo primero.

Análisis