Al 21 de enero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.87958 Bs/euro: 7.79918 UFV: 2.29265 Peso Argentino/$us: 37.57000 Yen/$us: 109.76000 Real/$us: 3.75440 Oz.Troy Oro $us: 1,282.22000 Oz.Troy Plata $us:15.36590

 

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), a través de su presidente, Richard Paz, dio a conocer su evaluación de la gestión 2018, en la producción de granos de soya, maíz, trigo, girasol y sorgo, que son alimentos estratégicos para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del país.

Informó que la producción total de estos granos ha sido de 4.495.000 toneladas que significan un incremento de 4 por ciento con relación a la gestión 2017, pero que representan una disminución de 10 por ciento respecto a la producción de granos que se obtuvo en el año 2014, situación que demuestra que el sector productivo se encuentra estancado sin poder recuperar la producción de mejores años.

Indicó que comparando por ciclos de producción, en la campaña de verano 2017-2018, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2.547.000 toneladas, que significaron un incremento de 9 por ciento con relación al verano anterior; y en la campaña de invierno 2018, se logró producir 1.947.000 toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, con una disminución de 2 por ciento con relación a invierno 2017.

Aclaró que la disminución de producción en la campaña de invierno, se debió a las condiciones climáticas adversas, principalmente de sequía prolongada que afectaron los niveles de productividad en los cultivos de maíz, sorgo y trigo, principalmente.

Señaló que la producción total de granos en 2018, representó un movimiento económico de al menos 1.160.000.000 $US, que fueron distribuidos en toda la cadena productiva de alimentos, representando un incremento de 13% con relación a 2017.

Acotó que el sector productivo ha quedado estancado en sus niveles de producción en los últimos años, sin poder recuperar la producción obtenida en periodos anteriores, y que por una parte, se debió a la afectación de los cultivos por condiciones climáticas adversas y por la otra, a la falta de políticas del Gobierno que brinden una solución a los problemas estructurales existentes para ampliar la frontera agrícola.

Lamentó la falta de avances en la agenda productiva priorizada que fue establecida con el Gobierno Nacional para dar solución a los problemas estructurales que tiene el sector productivo, ya que aún no existen avances importantes en el acceso al uso de semilla genéticamente mejorada, la liberación total de las exportaciones de soya, la construcción de Puerto Busch, la obtención de un precio justo de la urea para los productores nacionales, citando los principales.  

SOYA

En 2018 se estima alcanzar una producción total de 2.720.000 toneladas, que representa un incremento de 8 por ciento con relación a la gestión anterior, pero es inferior en 2 por ciento, comparado con el promedio de los últimos 5 años.

La producción de soya no recupera los niveles producidos en el año 2014, donde se había obtenido una cantidad de 3.050.000 toneladas, debido principalmente a las condiciones climáticas adversas de sequía prolongada presentada en la campaña de verano, que ha disminuido los rendimientos.

TRIGO

En 2018 se ha tenido una producción total de 126.960 toneladas de grano de trigo, que representan una disminución de 26 por ciento con relación a la producción del periodo anterior y una disminución de 30 por ciento respecto al promedio de los últimos cinco años.

La disminución de la producción se debió a las condiciones de sequía prolongada que se presentó durante el desarrollo del cultivo, en las principales zonas de producción de la zona este del departamento, afectando los niveles de productividad.

GIRASOL

En 2018 se ha tenido una producción total de 136.250 toneladas, que significó un incremento de 19 por ciento con relación al anterior invierno y de 36 por ciento comparado con el promedio de los últimos cinco años.

El aumento en la producción se debió a un incremento en el área de siembra de un 6 por ciento y de una mejora en los niveles de productividad del cultivo de hasta un 14 por ciento, comparado con el periodo anterior.

MAIZ

En 2018 se ha obtenido una producción total de 604.780 toneladas, que significan un leve aumento de 2 por ciento con relación a la gestión 2017 y un incremento de 6 por ciento comparado con el promedio de los últimos cinco años.

El aumento en la producción se debió principalmente al incremento en la superficie de siembra de la campaña agrícola de verano de un 24 por ciento comparado con el verano anterior.

SORGO

En 2018 se ha obtenido una producción de 907.040 toneladas, con una leve disminución de 2 por ciento con relación a la gestión 2017 y mantiene un incremento de 23 por ciento comparado con el promedio de los últimos cinco años.

La disminución en la producción se debió a la menor productividad obtenida de 2,17 TM/ha. con relación a las 2,45 TM/ha. de la gestión 2017, y que estuvo generada por las condiciones de sequía prolongada durante el desarrollo del cultivo.

 

Agropecuaria