Al 21 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88113 Bs/euro: 7.78546 UFV: 2.29565  Peso Argentino/$us: 39.66550 Yen/$us: 110.82000 Real/$us: 3.73300 Oz.Troy Oro $us: 1,340.74000 Oz.Troy Plata $us: 16.12900

Hilton Heredia García/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

El potencial productivo de Santa Cruz y del país corren serios riesgos al 2050 si es que el Gobierno, los productores y las autoridades regionales involucradas en el tema no adoptan urgentes medidas para garantizar la seguridad alimentaria, entre ellas el uso del suelo, uso de tecnologías como el riego y un rediseño de las políticas agrarias.

Así lo reveló a Money.com.bo la presidenta del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz (Cinacruz) Mary Paola Román que dio a conocer la realización de un estudio conjunto entre la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) y la entidad colegiada.

El objetivo es contribuir a la planificación del desarrollo agrícola de la región oriental al 2050, tomando en cuenta factores relevantes en la agricultura como es el caso del cambio climático y el uso de tecnologías como el riego.

Según el PLUS, se tiene un potencial para la agricultura de 5,2 millones de hectáreas, pero hay restricciones legales como ser reservas forestales, área protegida, área urbana, haciendo un total de 539.937, significando que queda un área de 4,7 millones.

Empero, hay más restricciones, según el PLUS que corresponden a la agropecuaria intensiva, agrosilvopastoril (959.359 ha) quedando como resultado una superficie de 3,7 millones.

Además hay restricciones edáficas y físicas equivalentes a 156.326 ha; restricciones por servidumbres ecológicas por 358.783 ha, lo que significa que queda un potencial útil disponible de 3,3 millones de hectáreas.

A partir de esta área, el estudio identifica subregiones con potencial disponible: central y norte integrado, Chaco, Chiquitania, El Pantanal y Valles que suman las 3,3 millones de hectáreas (ver infografía). La Chiquitania ocupará un 61% del área.

Cabe recordar que la agenda de largo plazo del presidente Evo Morales contempla cinco pilares que el Gobierno debe cumplir hasta 2025 y que prevén la erradicación de la extrema pobreza, industrialización de los recursos naturales, seguridad alimentaria, universalización del acceso a los servicios básicos y soberanía tecnológica.

La temperatura subirá 3 grados

Bajo el criterio de la seguridad alimentaria, el estudio seleccionó 21 cultivos: industriales, cereales, frutales y hortalizas y tubérculos. Para ello se tomó variables edafoclimáticas adoptadas en el estudio que contemplan la precipitación pluvial de las 35 estaciones meteorológicas de Santa Cruz desde 1949 a 2012; worldClim, Global Climate Data desde 1940 al 2000, además de las temperaturas, textura, pH, altitud, etc.

Sobre el factor variable para cultivos de verano, el estudio revela importantes precipitaciones para el 2020 pero para el 2050 baja la humedad, significando un aumento de la sequía.

Para la campaña de invierno ocurre lo propio. La temperatura también aumenta en toda Bolivia, pues subirá 3 grados más en 2050.

Después de identificar estas variables de precipitaciones y temperaturas se determina las potencialidades de los diferentes cultivos.

21 cultivos

En el caso del algodón para el 2020, la potencialidad es de 1,3 millones de superficie, pero el 2050 se duplicará. En el caso del arroz también es positivo; para la caña es negativo, pues en 2020 tendrá un área de 1,3 millones pero para el 2050 baja a 511.000. Empero, esto puede tener solución si se aplica una adecuada tecnología de riego.

 “Esta información es muy importante para el Gobierno con el objetivo de mitigar el impacto. Para la cebolla también se ve un panorama negativo, chía negativo, cítricos negativo, durazno negativo, frejol negativo, girasol positivo, maíz negativo, son cultivos que van a sufrir por la sequía. Para el maní, la manzana también son negativos”, acotó la directiva del ente colegiado.

La soya predominará en el 2050

Con todo este análisis de los diferentes tipos de cultivos se concluye que la soya predominará al 2050 con un 49%, seguido del maíz 12%, sorgo 11% y el girasol un 11%, estos son los cultivos más importantes que van a predominar la superficie agrícola.

“Hemos identificado que existen problemas en el manejo agronómico, es decir al momento de sembrar, control de malezas, plagas, enfermedades, al momento de la cosecha. Hay pérdidas en la rentabilidad”, exteriorizó.

Preocupación por la caña

Uno de los cultivos que preocupa a la ejecutiva es la caña, pues identifica que sin riego tiene un rendimiento actual de 73,8 t por hectárea; sin embargo, si se aumenta riego se puede incrementar a 103 t.

En la papa el rendimiento es de 24 t por ha, pero con riego se puede incrementar hasta 34.

En términos generales, indica que la producción al 2020 prevé llegar a 33,2 millones de toneladas métricas y el 2050 a 40 millones de toneladas de los cultivos industriales, cereales, frutales, hortalizas, etc.

Impacto económico

Si se logran los resultados del estudio, el PIB se incrementará. Todo eso se logrará si hay un aumento de tecnología, reducción de pérdida de rendimiento en el campo, incremento de la superficie total de riego en todas las zonas productivas.

Si bien se ve preocupante para la mayor parte de los cultivos con el cambio climático, esto puede cambiar con el aumento de riego y políticas adecuadas.

Cinacruz es una institución sin fines de lucro que aglutina a los profesionales formados en ingeniería agronómica y profesionales en ciencias agropecuarias, tiene su base en el departamento de Santa Cruz, cuenta con personería jurídica propia y a la vez es filial del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Bolivia.

Agropecuaria