Al 17 de abril de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88598 Bs/euro: 7.74284 UFV: 2.29960 Peso Argentino/$us: 42.34550 Yen/$us: 112.01000 Real/$us: 3.90430 Oz.Troy Oro $us: 1,277.03000 Oz.Troy Plata $us: 15.00090

 

Tras conocerse los informes sobre cosecha récord del grano de oro en Estados Unidos, los precios de la oleaginosa en el mercado mundial comenzaron a registrar fuertes caídas. La situación preocupa a los productores de Santa Cruz que analizan las cifras y las proyecciones hasta fin de año.

 

 

En los días previos al esperado informe mensual de estimaciones agrícolas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), la duda entre los operadores era la dimensión del recorte que el organismo haría sobre el nivel de los rendimientos de la soya estadounidense 2017/2018, producto de las adversas condiciones climáticas (falta de humedad) vigentes en amplias zonas productoras.

Ninguno consideró como posibilidad un incremento respecto de las cifras de julio, según el diario La Nación.

Sin embargo, los técnicos del organismo que relevaron los campos -en este reporte quedaron atrás los rendimientos de tendencia y se valoraron los datos obtenidos en los recorridos zonales- orientaron sus cifras a contramano de la expectativa de los operadores.

En efecto, el USDA estimó ayer un rinde promedio de 32,22 quintales por hectárea y un volumen de 119,23 millones de toneladas para la nueva cosecha de ese país, dato que implica un récord histórico (la recolección comienza a fines de octubre), al superar los 117,21 millones de la campaña 2016/2017.

Así, todos los datos oficiales superaron las cifras previstas por los operadores en los días previos, en los que calcularon un rinde promedio de 31,94 quintales (el rango fue de 31,54 a 32,28 quintales) y un volumen de 114,63 millones de toneladas para la cosecha, que incluso se ubicaba debajo de los 115,94 millones del reporte de julio.

El impacto de la sorpresa se trasladó de manera inmediata a las pizarras de la Bolsa de Chicago, que pasaron de mostrar subas próximas a los $us 3 en los minutos previos a la publicación del informe oficial a reflejar bajas superiores a los $us 11 por tonelada para la soya. Al cierre de los negocios, las posiciones agosto y noviembre perdieron $us 11,85 y $us 12,12, en tanto que sus ajustes resultaron de 341,99 y 345,49 dólares por tonelada.

También contribuyó con la tónica bajista la proyección de existencias finales para Estados Unidos de 12,94 millones de toneladas, que superaron los 12,53 millones del informe anterior y los 11,54 millones previstos por los operadores.

Efectos

Las bajas externas también arrastraron el valor de la soya argentina. En su comentario diario, la Bolsa de Comercio de Rosario contó que en el inicio de la jornada, antes de la publicación del reporte del USDA, las fábricas llegaron a ofrecer 4350 pesos por tonelada de soya disponible, un valor que cayó de manera abrupta hasta los 4150 pesos tras la difusión de las cifras del organismo y que marcó un retroceso de 150 respecto de anteayer.

La soya de la próxima cosecha, con entrega en mayo, también se cotizó en baja, al caer de 252 a 245 dólares la tonelada. De igual modo, la posición mayo en el Mercado a Término de Buenos Aires perdió $us 5,50 y cerró con un ajuste de $us 249.

En su trabajo, el USDA elevó de 56,80 a 57,80 millones de toneladas su cálculo sobre la cosecha argentina de soja 2016/2017 y mantuvo en 57 millones la proyección 2017/2018.

IBCE ve problemas

El hecho que el precio de la soya tienda ahora a la baja por la cosecha récord en Estados Unidos es una gran preocupación para los agricultores del país, concretamente en Santa Cruz, según el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

“Hay que añadir que nuestros directos competidores como son Brasil, Argentina y últimamente con muchísima fuerza Paraguay y hasta Uruguay, hacen cuesta arriba esta situación, que definitivamente va a afectar al sector, no sólo al primario sino que definitivamente al agroindustrial, al agroexportador”, dijo el experto en comercio exterior.

Agregó que el tema debe llamar a la urgente reflexión del principal rubro exportador del país que en términos generales contribuye con más de 2.000 toneladas de exportación por año y cerca de $us 1.000 millones que ingresan por concepto de exportación. “No hay otra respuesta que disminuyendo los costos de producción y de realización”, aseveró Rodríguez.

Agropecuaria