Al 20 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88199 Bs/euro: 7.77787 UFV: 2.29555  Peso Argentino/$us: 39.28070 Yen/$us:110.66000 Real/$us: 3.71460 Oz.Troy Oro $us: 1,339.71000 Oz.Troy Plata $us: 15.99090

Hilton Heredia García / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Evaluación. La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), dio a conocer este martes una evaluación de producción de granos de la gestión 2017, en los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, habiendo registrado una producción total de 4.336.459 toneladas que significan un incremento del 22% en comparación al 2016.

Empero, Marcelo Pantoja, presidente del gremio indicó que comparando por los ciclos de producción, en la campaña de verano 2016-2017, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2.337.376 toneladas, que significaron una disminución de 9$ con relación al verano anterior.

En la campaña de invierno se logró producir 1.999.083 toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representan una mejora de 103% con relación a invierno 2016.

Aclaró que la producción de invierno 2016 se vio muy afectada por la peor sequía de los últimos tiempos que tuvimos que confrontar los productores.

SOYA

El ejecutivo de los soyeros señaló que en 2017 se estima alcanzar una producción de 2.528.660 toneladas, que representa una disminución de 9,5 %, en relación a la gestión 2016.

Esta situación se debió a los problemas de sequía que hubo durante el desarrollo de los cultivos y posteriormente por las excesivas precipitaciones pluviales durante la cosecha, que ocasionaron pérdidas de rendimiento.

Sin embargo, la producción obtenida es suficiente para garantizar el abastecimiento del mercado interno, que solamente necesita de 800.000 toneladas para la producción de harina solvente e integral, que demandan los sectores avícola, porcino y lechero, principalmente.

TRIGO

Se han sembrado 109.000 hectáreas en invierno, que representó un 9 por ciento más con relación al invierno anterior, que fueron sembradas 100.000 hectáreas.  El volumen de producción obtenido fue de 170.645 toneladas, con un incremento de 133 por ciento con relación a 2016.

GIRASOL

En 2017 se ha tenido una producción total de 114.700 toneladas, que significó un incremento de 80 por ciento con relación al anterior invierno.

Este aumento se ha debido principalmente a un incremento de la superficie de siembra a 109.000 hectáreas (anterior 95.700 hectáreas) y un aumento en los rendimientos a 1,11 TM/ha., comparado con 0,67 TM/ha., de la gestión 2016.

MAÍZ

En 2017 se ha obtenido una producción total de 594.994 toneladas, que significan un aumento de 88 por ciento con relación a la gestión 2016.

Este incremento es debido a una mayor superficie sembrada de 210 mil hectáreas (anterior 160 mil hectáreas) y por un aumento en rendimiento a 2,83 TM/ha, comparado con 1,98 TM/ha., de la gestión 2016.

SORGO

En 2017 se ha obtenido una producción de 921.914 toneladas, con un incremento de 196 por ciento con relación a la gestión 2016.

El aumento se ha debido a una mayor superficie de siembra de 376.500 hectáreas (anterior 238.000 hectáreas) y por un incremento en el rendimiento a 2,45 TM/ha., comparado con las 1,31 TM/ha., de 2016.

Desafíos para 2018

Con el objetivo de fortalecer el sector, los principales directivos de Anapo piden avanzar en una agenda productiva. Plantean la liberación plena de la exportación de productos agropecuarios, para que los productores reciban un precio justo por su producción, relacionado con el precio de oportunidad de exportación; el acceso al uso de biotecnología moderna con el uso de semillas genéticamente mejoradas, para lo cual, se plantea que comience a funcionar el Comité Nacional de Bioseguridad, para evaluar nuevos eventos biotecnológicos para los cultivos de soya, maíz y algodón.

Asimismo piden el mejoramiento de la infraestructura productiva y logística de exportación para garantizar que los excedentes de producción puedan ser exportados, en el cual, concretar la implementación de Puerto Busch es una prioridad; Seguridad jurídica para las tierras productivas, lo que significa desalojar oportunamente a los avasalladores; titular las tierras de los productores que cumplen la función económico social y dejar sin efecto la facultad del Viceministro de Tierras que le permite impugnar resoluciones y títulos firmados por el Presidente, dejando en incertidumbre las propiedades saneadas.

Finalmente exigen una lucha frontal contra el contrabando, que hace una competencia desleal para la producción nacional de productos agropecuarios.

 

 

Agropecuaria