Al 20 de febrero de 2019: Dólar Venta BCB: 6,96 Dólar Compra BCB: 6,86 €/$us: 0.88199 Bs/euro: 7.77787 UFV: 2.29555  Peso Argentino/$us: 39.28070 Yen/$us:110.66000 Real/$us: 3.71460 Oz.Troy Oro $us: 1,339.71000 Oz.Troy Plata $us: 15.99090


Hans Montaño Núñez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.>

A diferencia de otros años cuando resultaban perjudicados municipios de la zona norte y la Chiquitania, la prolongación de la época de sequía en el departamento de Santa Cruz, especialmente en la región de los Valles Cruceños (Florida, Vallegrande y Comarapa) sigue siendo un detonante para la activación de las señales de emergencia. La situación se registra pese a la actual temporada de lluvias.

Ni siquiera en 2016 los factores climatológicos jugaron en contra del sector productivo. Según el director del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Enrique Bruno, durante 2017 se atendieron a nueve municipios cubriendo las tres provincias de los Valles Cruceños (Vallegrande, Pucará, El Trigal, Mairana, Postrervalle, Comarapa, Pampagrande, Moro Moro) y a un municipio de la provincia Cordillera (Gutiérrez).

Fueron 970 comunidades afectadas y más de 9.557 familias en Santa Cruz, entregando hasta la fecha, de acuerdo a las necesidades y afectación de cada sector territorial, 157.414 kilogramos de alimentos para 5.899 familias.

Con los últimos datos, Bruno, que también es secretario departamental de seguridad ciudadana, explicó a Money.com.bo que se movilizaron 12 camiones cisternas de agua tanto para el consumo humano como animal, 168 kilogramos de forraje, 47,48 kilogramos de semillas de avena, maíz y variedades de pastos.

"Aproximadamente hubo una 90% de pérdidas productivas bastante importantes en todos estos municipios, el Gobierno Departamental, hasta la fecha, ha invertido Bs 5.788.000 para poder hacer estas atenciones a los municipios”, aseguró.

También se registraron heladas en Samaipata, Charagua y Boyuibe. Advirtió que las atenciones pendientes, hasta fin de año, son para Pampagrande, Moro Moro y Gutiérrez; en tanto que el municipio de Quirusillas adolece de observaciones y falta que complete documentos a la carpeta para ser atendido. Una nota de prensa de la Asamblea Legislativa de Santa Cruz indica que para atender desastres naturales en el departamento cruceño, se aprobó recientemente un total de Bs 3 millones.

Entre los fenómenos climáticos que está sufriendo la región oriental está la sequía, helada e incendios forestales. En el caso de los Valles desde la próxima semana se fortalecerá la ayuda que ha venido efectuando la Gobernación cruceña con forraje, semillas, cisternas y técnicos para paliar la situación.

"Agradecemos al gobernador Rubén Costas por no dejar abandonados a los productores y a las familias que sufrían por alimentos y escasez de agua”, dice el asambleísta  departamental y presidente de la comisión de Administración, Economía y Finanzas, Alcides Vargas. Los municipios de Vallegrande, Trigal, Moro Moro, Postrervalle, Comarapa, Mairana y Pampagrande fueron declarados zona de desastre a inicios del mes de noviembre por el impacto negativo que ocasionó la sequía en la siembra y el ganado de estas localidades.

Como parte de la ayuda se enviará semillas,  2 cisternas  y 10 toneladas de forraje por municipio, además de ayuda humanitaria. “El Gobierno Departamental  ha apoyado al aparato productivo que no ha tenido cosecha”, sostuvo el alcalde de Vallegrande, Casto Romero. Por otro lado, indicó que por causa de los incendios forestales se estaría rondando las 1.400 hectáreas afectadas, que en gran porcentaje es zona ganadera. Más de 6 mil familias se vieron afectadas por los fenómenos climatológicos en los valles orientales.

 

Agropecuaria